Surviving
Discos / Jimmy Eat World

Surviving

8 / 10
Luis Benavides — hace 2 meses
Empresa — Sony Music
Género — Rock

La vida de Jimmy Eat World, los protagonistas de esta reseña, dio un giro de ciento ochenta grados en el 2001 con la publicación de “Bleed American” y sencillos como “The Middle”, una canción que arrasó en las listas de éxitos hablando precisamente de ser uno mismo y no intentar siempre agradar a los demás. Sin duda, un himno para todos los adolescentes que sentían que no encajaban. Y su puerta de entrada a varios millones de hogares, y de corazones. Han pasado los años y el cuarteto de Arizona publica ahora un décimo trabajo de estudio, “Surviving”, con idéntico mensaje. Los miembros de la banda ya superan los cuarenta, pero el miedo al rechazo y la necesidad de abandonar el ego para avanzar son algunas de las constantes en este nuevo largo.

En el caso de su líder, Jim Adkins, es más evidente. De sus letras se desprende que intenta sobrevivir seis años después de abandonar el alcohol, una adicción que afortunadamente no ha acabado con el proyecto musical de estos cuatro amigos, auténticos supervivientes del emo pop de los dosmiles. Al contrario, ha encontrado en su vida y sus vicisitudes la mejor fuente de inspiración. Esta idea sobre su existencia y la necesaria resiliencia ya rondaba por “Half Heart” y “Love Never”, dos sencillos lanzados en el 2018.

La banda recupera el segundo en este décimo trabajo, producido por Justin Meldal-Johnsen (Nine Inch Nails, Paramore, Beck), con el que ya trabajaron en “Integrity Blues”. Las diferencias entre uno y otro, sin embargo, son evidentes. Los dos tienen sus momentos experimentales, pero el presente “Surviving” sobresale por un sonido mucho más duro y directo. El mejor ejemplo es el corte inicial que da nombre al disco, tres minutos con un riff de guitarra omnipresente y machacón que el cuarteto remata con una melodía vocal gloriosa y un buen acople.

“Criminal Damage” mantiene la pegada del disco con uno de los temas más poderosos de la banda en mucho tiempo –esos punteos hard rockeros son impagables– y un estribillo marca de la casa que bien podría haber formado parte del aclamado “Futures”, publicado en el 2004. En esta línea también encajaría el primer adelanto de la banda, “All The Way (Stay)”, una pieza enérgica y melancólica a partes iguales, como solo ellos saben hacer, con un final muy ochentas gentileza del solo de saxo de James King (Fitz And The Tantrums).

Adkins, Lind, Linton y Bruch bajan las revoluciones en “Delivery”, otro medio tiempo delicioso, como “Recommit”, agradablemente familiares; y en “555” nos muestran su debilidad por el pop de aires electrónicos. Mención especial merecen los aires ‘pinkertonianos’ de “One Mil” en sus partes acústicas y la sorprendente “Congratulations”, un corte pretendidamente épico con programaciones repetitivas y cierta pátina industrial en el que colabora con unos coros más bien discretos Dave Havok de AFI. El último minuto es de traca, de esos que quieres escuchar una y otra vez.

Todavía es muy pronto para comparar este “Surviving” con el resto de joyas de la discografía de Jimmy Eat World, pero sin duda está entre los mejores de la banda post-“Futures”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies