MondoSonoro Discos

En plena forma tras el split (“Doppler”; Astro, 02) y la gira con Ya Te Digo, 12Twelve se marchan a Chicago y en casa de Steve Albini (aunque a veces parece que el productor sea David Lynch) graban un segundo Lp en el que casi renuncian al ruido como elemento creador: sólo el tramo final de “Belmondo” descubre que estamos ante una de las bandas de rock más poderosas del país. A cambio, apuestan por la concisión y acogen el saxo como elemento a la vez constructivo (algunos pasajes de “Alcatraz”) y destructivo convirtiendo la oposición entre el espectral inicio de “Musique Primitive” y la quemazón free del saxo (un recurso que también aparece en “Alcatraz”, la más Godspeed! del lote) en lo más logrado de su carrera. Atrás queda el seminal e inteligente “Tears, Complaints And Spaces” (Boa, 01) y su rock espacioso y transitable. Bienvenidos a la noche oscura del alma.

MÁS SOBRE 12TWELVE
Comentarios Un comentario
  1. At last! Someone who undeastrnds! Thanks for posting!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies