High Dive
Discos / Shaed

High Dive

4 / 10
Álex Jerez — 20-07-2021
Empresa — Photo Finish Records
Género — Pop

Shaed viven en una continua metamorfosis como grupo y hasta para lanzar su primer largo hablan de cribas y presiones que no son propias de un debut. Perdidos en un agujero negro de cero carisma, la banda presenta “High Dive” como una colección de canciones electro-pop y baladas que, pilladas con pinzas, tocan varias temáticas sociales y personales que el grupo pretende visibilizar. Cero profundización, nula creatividad, letras cuestionables y poco que salvar en lo que debería haber sido el impulso definitivo que definiera la identidad y futuro del proyecto. Tiene toda la pinta que, tras semejante error, se plantearán un nuevo inicio desde cero. Hay mucho que pulir para alcanzar la cima.

“High Dive” intenta colocar a Shaed como creadores de un pop de masas que supo recibirles muy bien con su último Ep y la colaboración con Zayn. El trio corta en seco con su vena más oscura, y la inclinación a una electrónica más dubstep, para situarse en un sonido mucho más limpio y atemporal. Un pop familiar que termina cayendo en la monotonía mientras recorres el disco y que ni los grandes arreglos de cuerda de algunas de sus baladas consiguen salvar. Y es que, la verdad, queda demasiado manifiesta una clara intención de intentar colocar a Chelsea como dama de la canción en muchos de los temas. Focalizando en su voz, el drama, la intensidad y rodeándola de un ambiente cinematográfico propio de la saga de Bond (“Once upon a time”). Es decir, mucho melodrama pero poca originalidad a la hora de lograr buenos resultados.

Evidentemente, hay una clara línea a seguir para construir un disco bastante introspectivo y dicen que hasta personal. Sin embargo, las diferentes temáticas por las que pasan sus canciones quedan desvanecidas en la nada y ni sirven para vendernos una canción protesta ni aportan demasiado a la narrativa conceptual del álbum. “Colorful”, por ejemplo, es un intento de realizar un homenaje al colectivo LGTBI+ que acaba cayendo en los tópicos de la bandera y la lucha por la libertad de ser quien realmente eres sin contar nada nuevo (“Something colorful about me. Who I am and I’m gonna be? Who I was is a mistery? That’s over now”). Y lo mismo ocurre con “Visible Woman”, una especie de falso himno feminista que lo único que vende es que las mujeres tienen que obligarse a ser fuertes y creer en ellas mimas. A estas alturas, hablar de algo así es quedarse muy en la superficie. Un mensaje tan blanco poco aporta a la lucha por las enormes desigualdades que vivimos a diario.

Producido, y coescrito, por Ariel Rechtshaid (Haim, Vampire Weekend, Carly Rae Jepsen) junto a la banda. El único punto más o menos bien desarrollado a lo largo de todo el disco es el tratamiento de la “ansiedad” generada por factores externos y cómo gestionarla. Herencia total de la supervivencia a la pandemia y las secuelas en el ser humano. En temas como “No Other Way” o “Part Time Psycho” lo manifiestan estupendamente reflejando una lucha para combatir la frustración, la tristeza, la confusión y todos esos factores poco sanos que hacen la vida mucho más difícil (Running just to clear my head. Waving at the flowerbed, see my shadow up ahead with dozens of arrows in my chest). Y es que, cuando conectan con su lado más llamémoslo “emo” es cuando mejor y más auténtico vemos al grupo. Aunque, según ellos mismos, la parte oscura de este primer disco está únicamente en su arranque con “Dizzy” donde asoma la cabeza el incremento del consumo del alcohol en la pandemia para contrarrestar el estrés (I got dizzy, drinking whisky with myself). Por último, eso sí, destacar el juego con el reggae en el tema que da nombre al disco. Una canción que, por otro lado, es la única que posee un estribillo con cierto poder dentro del largo.

Es curioso, pero “High Dive” funciona más como una especie de prueba, de ensayo y error; que como una propuesta seria para presentar como disco de presentación. Es una propuesta poco compacta y no posee ningún tipo de alma que puedan desarrollar en el futuro. Suponemos que todo esto les servirá, por supuesto, para entender que no es tan fácil como pensaban eso de salir al mercado y lograr encajar en la industria. Les toca poner freno, meditar y, lo más importante, encontrarse a ellos mismos. Con la enorme competencia que hay en la actualidad, no se puede salir al escenario de esta forma únicamente con un puñado de canciones pop “tristes” que nadie está dispuesto a recordar. Si buscas escalar y colocarte entre los grandes de la batalla tienes que exigirte y dar mucho más. Sacar lo mejor de ti, demostrar que verdaderamente te lo mereces.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.