MondoSonoro Discos

No hace falta ser un experto para darse cuenta del asombroso parecido que tiene el timbre vocal de este texano de 25 años de edad llamado Leon Bridges con el del eterno Sam Cooke. Una voz negra que, de forma portentosa, combina suavidad con cierta rugosidad nacida para cantar tiernas baladas soul y hacer que el oyente se deshaga de gusto.

Pero una voz no lo es todo y el álbum de este portento sabe moverse muy bien por las diferentes texturas del género, rindiendo tributo y respeto al clasicismo de las formas, aunque aportando un toque de inapreciable modernidad que parece no existir y lo hace (algo habrá tenido que ver la labor en la producción de Austin Jenkins y Joshua Block del grupo White Denim). De esa manera “Coming Home” fluye como el Mississippi, lento pero con firmeza recorriendo como una arteria principal, de norte a sur, los diferentes recovecos de la música negra. De la balada pastoral (“Shine”) a la biográfica (“Lisa Sawyer”). Del gospel más arrebatador (“River”) al rhythm and blues (“Twistin’ & Groovin”) más conmovedor.

Un disco portentoso que viene a recuperar un poco el pulso de un género que, tras el estallido de hace una década, había quedado algo encallado al no mantener el pulso compositivo artistas blanquitos como Eli “paperboy” Reed o Jesse Dee, u otros más escorados al abrasivo soul sureño marca “Stax” como un Black Joe Lewis del que esperamos tener noticias en breve.

MÁS SOBRE LEON BRIDGES

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies