MondoSonoro Discos

habitacion

Más de veinte años en la música han servido a La Habitación Roja para crear un montón de canciones que forman parte de la memoria sentimental de muchas personas. Pequeños himnos que nos han acompañado en nuestros años universitarios, mientras vivíamos en otras ciudades buscando nuestro lugar en el mundo, mientras buscábamos a la persona con la que queríamos compartir nuestra vida. Con las consabidas excepciones, los valencianos nunca han sido un grupo de hits indies llenapistas, sino más bien de canciones capaces de agitar nuestros resortes emocionales, de hablarnos de tú a tú. Canciones que consiguen emocionarnos en un estribillo, en un giro melódico, en una frase de Jorge con las palabras justas para removernos o hacernos sonreír de felicidad.

“Memoria” es ya el undécimo larga duración de La Habitación Roja, y aunque “Sagrado corazón” (2016) no colmó del todo las expectativas de los fans del grupo, aquí hay muchísimo que celebrar. Si “La segunda oportunidad” (incluida en su fantástico disco de 2012, “Fue eléctrico”) parecía un homenaje a quienes los seguimos desde sus comienzos, el primer single “Nuevos románticos” condensa de alguna manera la filosofía vital del grupo. Sobre la canción planean dos ideas que parecen constantes a lo largo del disco: la exhortación a ser siempre nosotros mismos, sin importarnos lo que piensen los demás; y cómo la tecnología ha reemplazado en cierto modo las verdaderas emociones y las cosas tangibles. Esta idea de cómo la tecnología nos ha insensibilizado del mundo que nos rodea aparece, a golpe de sintetizador, en “Algo de verdad”: “Todos súper conectados/ atrapados en la red/ sabes lo que ha pasado en todas partes/ pero el llanto que se escucha/ al otro lado de este muro/ nunca reparaste en él”.

Además, las emociones personales vuelven a capitalizar las letras, en un disco que Jorge parece dedicar de nuevo a su mujer, Ingrid. Hace algunas semanas, el músico escribía en su perfil de Facebook un precioso mensaje para ella, explicando lo importante que ha sido para el grupo y cómo su lucha (padece una enfermedad desde hace ocho años) sigue siendo una gran inspiración para él. Y es que “Memoria” es un mapa de las emociones, un libro lleno de pistas y recovecos. La Habitación Rojadesnudan sus emociones más que nunca, y en su caso es mucho decir. Así, “Madrid” es una oda a nuestra ciudad, a los amores perdidos en sus calles, a bares como el Moloko, donde tantas noches han pasado los miembros del grupo. “Líneas del cielo” plantea preguntas que parecen mundanas, pero que esconden cuestiones existenciales. Y “Estrella herida de muerte”, una de las canciones más bonitas del disco, nos recuerda lo insignificantes que somos y que sí, por mucho que nos empeñemos, las relaciones la mayoría de las veces se acaban.

Musicalmente, y como ya avisó el productor Paco Loco, el sonido de guitarras del grupo se mezcla con abundantes teclados y arreglos de cuerda. También aparecen a veces efectos de sonido poco convencionales, con los que el grupo ha querido experimentar. Un ejemplo es el riff de bajo y batería sintetizada de “Madrid”, o los del segundo single “La última noche del mundo”, cuyos teclados recuerdan irremediablemente a “In between days”, de The Cure.

La Habitación Roja siempre ha sido un grupo en el que las melodías aparecen por todas partes, en estribillos, en estrofas y en codas. En “Memoria”, los chispazos melódicos vuelven a estar por todas partes. Y da la sensación de que cuantas más veces escuchemos el disco, más detalles bonitos encontraremos. Un mapa emocional y sonoro en toda regla.

MÁS SOBRE LA HABITACIÓN ROJA

2 thoughts on “Memoria”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies