He got game
Discos / Public Enemy

He got game

9 / 10
Redacción — 01-06-1998
Género — Rap
Fotógrafo — Archivo

Su nombre sigue estremeciendo, abrumando y emocionando. Sé que en lo que me queda de vida nunca conseguiré respetar, admirar, venerar y divinizar tanto a un grupo musical. Dicen que la idolatría en aquel que escribe de música es, más que un defecto, un pecado. Lo siento: yo tengo a Public Enemy, a Chuck D. El cuento del redactor riguroso, objetivo e implacable no sirve de nada. Quien firma es humano y, como tal, tiene debilidades. Y éstas se cristalizan en fe ciega. La misma que, en su momento, me impidió vislumbrar un serio tropiezo (“Muse-Sick-n-Hour-Mess-Age”); la misma que en su momento me inspiró confianza y seguridad con respectoa su retorno. El fanatismo es así de ambiguo y caprichoso. En el fondo, sabíamos que algo tan enorme no nos podía fallar dos veces. Un par de errores los tiene cualquiera; Public Enemy no. “HeGot Game” (fondo sonoro de, según cuentan, otra recuperación:la de Spike Lee) es, ante todo, un álbum revelador. Hagamos recuento: nos avisa de lo que se avecina (tres discos en menos de un año); nos augura grandes firmas de ayuda en sus proyectos (aquí, la listada miedo: Rampage, Masta Killa, KRS-One, la vuelta de Professor Griff, Smoothe Da Hustler y 4 Kast en los recitados; Jack Dangers de Meat Beat Manifesto,y el omnipresente Danny Saber programando un tema); nos muestra la reorientaciónestilística de la banda (Wu-Tang y Premier de nuevo); además, y esto es lo que más nos debe importar, nos devuelve la confianzaen un mito que ha vuelto para cambiar el panorama estadounidense cambiándosea sí mismo. Mi disco del mes; mi noticia del año.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.