Seeking New Gods
Discos / Gruff Rhys

Seeking New Gods

7 / 10
Raúl Julián — 21-05-2021
Empresa — Rough Trade/Popstock!
Género — Pop

Doce años después de Dark Days/Light Years (Highnote, 09) –último álbum con la inconfundible impronta de Super Furry Animals–, resulta evidente que su vocalista y principal artífice Gruff Rhys ha encontrado y definido ese camino propio que, en realidad, lleva trabajando a conciencia desde que en 2007 publicase ‘Candylion’ (Rough Trade, 07). Un disco que significó su esplendoroso estreno en solitario, si obviamos aquel lanzamiento en su idioma materno y de impronunciable título ‘Yr Atal Genhedlaeth’ (Rough Trade, 05) que había visto la luz un par de años antes.

El galés cuenta ya con más de media docena de referencias en solitario repartidas a lo largo de quince años, y la personalidad artística blandida en todos ellos resulta a estas alturas igual de diferenciable que la de su antigua banda. Unas preferencias concretadas en canciones resplandecientes y algo psicodélicas, con esa carencia tan folk como encantadoramente lisérgica que estructura paisajes de colores intensos. Para bien o para mal, esa es la impronta constante que el músico ha presentado en obras tan jugosas como Hotel Shampoo (Ovni, 11), American Interior(Turnstile, 14) o más recientemente ‘Babelsberg’ (Rough Trade, ¡18) y ‘Pang!’ (Rough Trade, 19). Una fórmula controlada que ahora repite sin complicaciones adicionales, pero con idéntica efectividad que en ocasiones anteriores.

Acostumbrado a elegir un hilo argumental en torno al que erigir el concepto de álbum (casi) conceptual, Rhys dedica cuarenta minutos a plasmar, con amplia riqueza instrumental, la historia musicada acerca de la mitología de una montaña. Un elepé que se abre majestuosamente con “Mausoleum Of My Former Self” –una de las gemas pop del año–, antes de mantener el nivel con otras piezas como la pegadiza “Can’t Carry On”, “Loan Your Loneliness” o la distorsión noventera de “Hiking In Lightning”. El nivel de aciertos se resiente levemente en el último tramo, con canciones válidas pero menos incisivas del tipo de “Everlasting Joy”, “The Keep” o la recargada “Holiest Of The HolyMen”, antes de que la correcta elección de “Distant Snowy Peaks” como cierre –épico, bello y emocionante en dosis equilibradas– deje gran sabor de boca.

‘Seeking New Gods’ (Rough Trade, 21) no aporta novedades destacables al catálogo del autor, pero suma en positivo al funcionar como bálsamo sonoro y tratado de pop ambicioso. Una variante del género, la manejada casi en propiedad por el británico, algo barroca, siempre imaginativa y vistosa, que parece inagotable en cuanto a ideas, tonalidades y luminosidad se refiere. Y mientras seguimos añorando a Super Furry Animals (cuyo regreso esperamos ahora y siempre), sabemos que, a cambio, el bueno de Gruff seguirá acudiendo fiel a su cita de tanto en tanto.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.