Fortitude
Discos / Gojira

Fortitude

9 / 10
Adriano Mazzeo — 02-05-2021
Empresa — Roadrunner/Warner
Género — Metal

No más amenazas: “Fortitude” asegura un lugar de privilegio para Gojira en las grandes ligas del metal y devuelve al género a un justo espacio de revalorización.

Luego del éxito que supuso “Magma” (2016), este nuevo y esperado disco encuentra a los franceses en un momento brillante: todo lo que insinuaron en referencias anteriores se encuentra aquí maximizado, lo que los hizo destacar por sobre la media permanece en gran estado de salud y cada terreno previamente inexplorado es una batalla ganada.

Es que son 20 años de una formación sin alteraciones (Joe Duplantier en guitarra y voz, Mario Duplantier en batería, Christian Andreu en guitarra y Jean-Michel Labadie en bajo) que se evidencian en esta colección de canciones sólidas, precisas, tan pensadas como sentidas.

Como muchos discos clásicos del metal, en “Fortitude” la clave no está en entregar intensidad a máximo nivel y alto volúmen en todo el recorrido del álbum como pudiera sugerir el ADN del género. Sino que hablamos dar respiro, generar espacio y así conectar con la premisa espiritualista del grupo, dando un aura de elevación poco habitual en el estilo.

Quien haya seguido los singles adelanto que se fueron lanzando previos a esta edición, habrá temido que el departamento de marketing del sello lo haya dado todo en esas instancias promocionales. Claro, “Another World”, “Born For One Thing”, “Amazonia”, “Into The Storm” y “The Chant” son francamente, uno mejor que el otro y, afortunadamente, no son mejores que el resto de temas de la placa, en los que la banda sigue exponiendo tópicos de responsabilidad social, anti consumismo, desobediencia civil, defensa de derechos de indígenas y del medioambiente.

En cuanto a lo musical la mistura de prog y death metal marca de la casa sigue allí en varios momentos (“Sphinx”, “Grind”) y no hay mejor forma de apreciar esas estridencias cuando están rodeadas de sonoridades que no le compiten, ya sean situaciones de tensa calma (la incidental y percusiva “Fortitude”), emoción espiritual (“The Chant”), épica melódica que deviene en un infierno de decibelios (“Hold On”) o el tribalismo brutalista -y admirador del Sepultura de “Roots”– de “Amazonia”.

“The Chant” representa uno de los momentos más arriesgados de la placa y posiblemente el que mejor deja parado al grupo: si Black Sabbath fuera una religión (bueno, lo es de algún modo, vamos) un himnario como “The Chant” podría ser soundtrack de sus ceremonias litúrgicas.

“Into The Storm” es instrumental-porn y salda la deuda con la parte más caníbal del público de la banda. La fuerza y dinámica se toman un descanso en la dark “The Trails” y preparan el terreno para un final fuera de serie con “Grind” que alterna guiños de guitarra cercanos al nu metal con un machaque asesino en plan Fear Factory y culmina a plena melancolía, atravesando una atmósfera de indiscutible belleza.

Más allá de la tremenda capacidad de estos cuatro franceses en cuanto a su destreza instrumental (sobre todo la del baterista Mario Duplantier, quien está pletórico en todo el disco), la diferencia sobre la media en lo que hoy ofrece Gojira reside en la forma en que la banda pone cerebro y corazón a sus composiciones.

Producido estupendamente por el mismo Joe Duplantier y mezclado por el mismísimo Andy Wallace (Faith No More, Nirvana, RATM, etc), “Fortitude” es una obra redonda con un balance de excelencia, en el que cuerpo y alma de los galos se alinean a la perfección.

Aún respetando lo que puede dar el futuro, me queda la sensación de estar ante la máxima obra de Gojira por siempre.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.