MondoSonoro Discos

chris

Como bien especifica en uno de los nuevos temas, Héloïse Letissier regresa a la industria para “follarse” a todos los que se pongan en su camino. Desde sus oyentes más habituales, hasta los que siguen prejuzgando e infravalorando sus dotes artísticas. Y, lo mejor de todo, es que lo hace desde un punto de vista dominante (por muchos arneses que saque a relucir en sus videoclips) en el que disfruta generando situaciones incómodas a través de su música y destruye cualquier estereotipo de género. Cierto es que la francesa no ha descubierto un nuevo mundo. El sexo siempre provoca fascinación, saca el lado más primario de los oyentes, genera una gran conexión entre el artista y el público. Es, sin duda alguna, uno de los ejes y temáticas centrales de la industria pop y, desde el lanzamiento de “Chris”, podemos decir también que se ha convertido en el escaparate perfecto para la madurez y estabilidad de Letissier en el mercado actual.

Insinuación, excitación, ambigüedad, pura satisfacción, deseo, rabia… Héloïse quiere romper con todas esas barreras a las que se enfrenta una mujer a la hora de hablar de forma natural sobre sexo. No es que se defina como una firme defensora de ningún colectivo en concreto, ya bastante tuvo que lidiar para que en su país de origen entendieran su pansexualidad. Simplemente quiere igualdad para todos, libertad para disfrutar y no sentirse cohibida por la sociedad actual. Y es que “Chris” refleja eso, muestra a una artista libre a la hora de crear, sin censura alguna y con muchas ganas de borrar de la mente de todos el concepto que aún se tiene de ella como un producto por afianzar. Completamente auto-producido al no encontrar a nadie que compartiera sus mismos intereses en torno a cómo quería dar este nuevo salto (confiesa que intentó unirse a Mark Ronson o Damon Albarn pero que los encuentros se quedaron en nada). Con este álbum nos viene a decir que las bases de Christine & The Queens son tremendamente sólidas y que está dispuesta a crecer en la música cueste lo que cueste. Como, por otro lado, también nos remarca la idea de que cada nueva era podría mostrar a una Letissier totalmente diferente que aún ni siquiera podemos imaginar. Y no, no es que sufra ningún tipo de trastorno de identidad es que simplemente está abierta a reflejar con su música cómo se siente y quién es en cada etapa de su vida.

Pero entonces, entre tantos alter egos y transformaciones, ¿qué queda de Christine & The Queens en esta nueva etapa? Pues básicamente lo más importante, la música. Esa idea de seguir manteniendo la esencia que nos lleva de vez en cuando a la nouvelle chanson y hacerla crecer sin miedo entrelazando a la perfección sus raíces de pop ochentero con el rnb más brillante de los 90’s. Ella misma reconoce la tremenda influencia que hay en este álbum de figuras como Michael o Janet Jackson. Aunque, no se puede obviar también que en una de sus últimas entrevistas la artista comentó estar tremendamente obsesionada con la era “Erotica” de Madonna. El funky sale a relucir en temas como “Le G” y sólo cede su poder cuando se entrega a Dâm-Funk para construir ese himno que es “Girlfriend”. La conclusión a la que se llega por tanto es que este “Chris” se podría describir como la evolución perfecta a nivel musical tras aquel estupendo “Chaleur Humaine” (Because Music, 2014). Pero que, además, existe una preocupación artística por parte de Letissier que le hace ir un paso más allá. Replantearse lo que quiere reflejar en un futuro como artista y no tener miedo a evolucionar, o arriesgar, como hicieron los grandes.

MÁS SOBRE CHRISTINE & THE QUEENS
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies