MondoSonoro Discos

Anderson Paak nuevo disco

Cuarta parada de la ruta por la costa de california junto a Anderson .Paak. Nada más emprenderlo, nos paramos en la playa de “Malibu” (2016, Steel Wool / Obe) sin muchas expectativas, y nos dejó a todos boquiabiertos. En su segundo trabajo, patentó ese estilo único de cantar y rapear a la vez demostrando también una gran versatilidad de estilos, y creando así un excelente tributo al soul y al funk con aire de hip-hop. Nos quedamos allí casi tres años, y nos pudiéramos haber quedado más tiempo, pero era momento de movernos, y nos fuimos a “Oxnard” (2018, Aftermath). No estaba nada mal, con ese hip-hop retro como bandera, pero pecó de demasiado ambición, con un exceso de colaboraciones de populares raperos, y no consiguió hacer un trabajo redondo. Además, no se parecía a “Malibu“, y más de uno se llevó una decepción. Pero solo nos quedamos cinco meses en”Oxnard“, y el californiano ha cambiado rápido de rumbo para llevarnos a “Ventura“. Solo llegar ya nos recuerda a “Malibú“, y sabe bien que nos va a gustar.

Anderson .Paak ha hecho un esfuerzo para volver al estilo que le hizo triunfar, el estilo de “Malibu“. Sin perder nunca su flow característico, el disco está generalmente pautado por ritmos más lentos y elegantes que en “Oxnard“, y vuelve a alabar al soul, al R&B y al funk. El hip-hop está más dosificado y se incorpora en sus temas desde segunda línea. El disco vuelve a estar la bajo producción de Dr. Dre, pero no se nota tanto su influencia como en “Oxnard“. Aunque algunas canciones parece que ya las has escuchado antes, también ha llenado el disco con agradables y curiosas sorpresas.

Abre el álbum con “Come Home”, un inicio suave y sexy a ritmo de tambores que sigue una línea de soul durante la mayoría del tema, pero que de golpe y porrazo cambia de tono con las divertidas y veloces rimas de André 3000. Si tiene que atacar el R&B, entonces llama a Pharrell Williams, y le produce el animado “Twilight”, donde mezcla el sonido de la trompa con un beat electrónico que no para de latir. Para cerrar el disco, lo hace con “What Can We Do?”, un dúo junto a Nate Dogg. Sí exacto, el icono del G-funk fallecido hace 8 años, pero Paak samplea versos inéditos del artista y consigue que te los imagines cantando juntos en el estudio. Genio.

Si las letras de “Oxnard” giraban entorno al éxito, la fama y vulgares menciones a sus amantes pasajeras, ahora en “Ventura” vemos a un Anderson más dulce. Eso sí, Mujeres, mujeres, más mujeres, y es que, aunque adopta una óptica más terrenal y humilde, la mayoría de sus letras giran en torno al amor y las relaciones, pero sin llegar nunca a ser profundo en el tema, y su mensaje se hace un tanto repetitivo. Bebe aparte “King James”, una oda a la resistencia afroamericana donde crítica (sutilmente) las políticas de Donald Trump, usando la estrella del baloncesto y filántropo Lebron James como modelo a seguir.

Ventura es un álbum menos ambicioso, pero más conciso y equilibrado, donde Anderson .Paak vuelve a conectar con sus primeros fans. Será difícil volver a “Malibú“, pero por el momento, se está a gusto.

MÁS SOBRE ANDERSON .PAAK
Comentarios Un comentario

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Uso de cookies

    Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies