MondoSonoro Discos

Se podía esperar que el hombre de las mil resurrecciones emergiera cual ave fénix para recuperar el brío perdido en aquel estupendo regreso a su mejor forma, tan cerca por fin del empuje de The Jam, que fue “As Is Now” (05). Pero lo que era casi imposible de aventurar es que, a estas alturas, inaugurando la cincuentena, se destaparía con el álbum más deslumbrante, caleidoscópico y poliédrico de toda su carrera.

Se podía esperar que el hombre de las mil resurrecciones emergiera cual ave fénix para recuperar el brío perdido en aquel estupendo regreso a su mejor forma, tan cerca por fin del empuje de The Jam, que fue “As Is Now” (05). Pero lo que era casi imposible de aventurar es que, a estas alturas, inaugurando la cincuentena, se destaparía con el álbum más deslumbrante, caleidoscópico y poliédrico de toda su carrera. Porque eso y no otra cosa es este “22 Dreams”, una soberana lección de maestría en la que el acelerón rock, la ensoñación acústica, el contagioso soul de ojos azules, el rythm and blues correoso, la balada al piano marca de la casa e incluso un amago de bolero se conjugan hasta ofrecer la panorámica más ajustada posible de un artista que hace muchos años decidió ignorar límites y barreras creativas. Lo hace en algo más una hora, veintiún cortes para solaz de cualquier melómano con dos dedos de frente, en los que, milagrosamente, es tarea vana hallar prácticamente ni un segundo de relleno. ¿Vale la pena ahondar en que “Empty Ring” parece un tema de The Avalanches? ¿En que “Light Nights” recupera lo mejor de “Wild Wood” (93)? ¿En que “Echoes Round The Sun” perfila concluyente las interferencias sonoras de “Heavy Soul” (97)? ¿En que “Invisible” o “Where’er You Go” aún ponen la piel de gallina? Lo único que vale la pena es correr inmediatamente a hacerse con él. Una joya, todo un órdago destinado a figurar, sino como su mejor álbum en solitario (por ahí anda), al menos como uno de los imprescindibles de este 2008. A estas alturas.

MÁS SOBRE PAUL WELLER

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies