The Waterboys, la “Big Music” sigue viva
Conciertos / The Waterboys

The Waterboys, la “Big Music” sigue viva

9 / 10
Miguel Amorós — 15-04-2012
Empresa — The Project
Sala — Teatre Coliseum / Barcelona
Fotógrafo — Fernado Ramírez

A punto de cumplir treinta años de su debut Mike Scott y sus Waterboys demostraron en su actuación en Barcelona que siguen en activo y en muy buena forma. Su personal y melódica voz sigue perfecta y la banda dio un recital de electricidad que empujaba a moverse sin remisión, pero al ser en un teatro, el público tuvo que aguantar casi todo el tiempo en su asiento.

Vinieron en quinteto, con Scott a la guitarra, piano y voz; su espectacular e inseparable amigo Steve Wickham al violín; más bajo, teclados y batería. Muy diferente a la formación que últimamente utiliza cuando giran por Inglaterra que llega hasta diez componentes. En teoría presentaban su disco “An Appointment with Mr. Yeats”, un homenaje que Scott ha hecho a su poeta favorito, el premio Nobel de Literatura William Butler Yeats, musicando catorce de sus poemas. Y digo en teoría porque a diferencia de lo que está haciendo en Gran Bretaña, con un show de dos partes diferenciadas, aquí mezcló repertorio de toda su carrera con el de este último disco.
No se prodigan mucho por este país, por eso fue de agradecer ese repaso recuperando canciones de casi todos sus discos y que cualquiera de sus fans hubiera querido oír. Empezaron de forma brillante con un par de composiciones de ese último cd, pero después Scott anunció que iban a tocar temas antiguos y sonó la tremenda y explosiva “Rags”. Fue la primera prueba de que su Big Music sigue viva. Sonaron también “A Girl Called Johnny”, dedicada en su origen a Patti Smith o la preciosa “Glastonbury Song”. Hicieron una visita a su parte más folkie con la festiva “The Raggle Taggle Gipsy” y volvieron a visitar ese tributo a Yeats con dos temas más. A destacar “Mad As The Mist And Snow” con un dialogo increíble entre el loco violín de Wickham y el teclado de James Halawell, con lectura final de Scott del poema “The Secong Coming”. A partir de aquí se desató la intensidad con la eléctrica “Be My Enemy” y una arrolladora revisión de “The Pan Within”. Primer bis con la épica “Don’t Bang the Drum” y la mítica “The Whole of the Moon” que empezó en plan reggae para sorpresa de  todos, pero al poco recuperó su ritmo original y puso la emoción al limite con todo el mundo ya de pie. Segundo bis con “A Man is in Love” y la atemporal “Fisherman Blues”, donde volvió a brillar Wickham (el mejor violinista del rock, según Scott), que pusieron el colofón a casi dos horas de concierto para recordar. Que vuelvan pronto.

8 comentarios
  1. Efectivamente, colosales!

  2. Totalmente de acuerdo. De lo mejor que he visto últimamente

  3. Lo mejor del mundo!!! Estuvieron fantásticos!!! Sin PALABRAS!
    Larga vida a THE WATERBOYS!!!

  4. el mejor concierto en años por estos lares… Larga vida a Mike, Steve y los chicos del agua!!!

  5. Simplemente genial, de los mejores conciertos que he podido ver, magnifica la conexión con el público, me encanto toda la parte de opciones que dio sobre el escenario. Vuelve prontoooo

  6. Impresionantes!!!! Que no se paren nunca!!!!

  7. Dude, right on there brhroet.

  8. It’s always a pleasure to hear from someone with exrtpeise.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.