The Horrors, elegancia y estilo
Conciertos / The Horrors

The Horrors, elegancia y estilo

8 / 10
David Sabaté — hace 8 años
Empresa — Miles Away
Sala — Razzmatazz 2, Barcelona
Fotógrafo — Albert Jodar

Los neoyorquinos Cerebral Ballzy confundieron a más de uno al entrar en la
sala. Su propuesta recupera el sonido del hardcore de principios de los
ochenta, bebiendo sin disimulo de clásicos como Minor Threat y los primeros
Black Flag. Puro nervio y furia. El quinteto ejecutó bien sus vertiginosos y
poco profundos temas sobre skate, pizza, chicas, drogas y alcohol, algo que
pareció conocer bastante bien su cantante Honor Titus. Salvando las
distancias, podemos hallar ciertos paralelismos entre ellos y los primeros
The Horrors. Y es que Cerebral Ballzy pueden parecer, en cierto modo, un
grupo prefabricado: cantante y bajista negros, batería aparentemente sacado
de Suicidal Tendencies, y guitarristas con look heavy y grunge,
respectivamente. Por otra parte, ambas bandas manejan referencias
anacrónicas para su corta edad. Aunque los cabezas de cartel han demostrado
un conocimiento de causa y una capacidad de reciclaje fuera de toda duda.
Del garage rock de su debut al kraut, la psicodelia y el post punk, llegando
al romanticismo ochentero que abrazan en su último “Skying”. El material de
sus dos últimos discos se entrelaza en directo reflectando una gama de
colores cada vez más rica. Abrieron con “Changing The Rain” (donde apuntan a Primal Scream). Medio tiempo sincopado. Sintetizadores. Pandereta. La
desgarbada y burtoniana silueta del cantante Faris Badwan recortada sobre
fondo rojo. Aceleraron con “Who Can Say” y la immediatez de “I Can See
Through You” y “Endless Blue”. Concierto encarrilado. Tras un involuntario
momento de batería y voz bastante interesante, fue muy aplaudido el hit
“Sea Within A Sea” -su desarrollo instrumental sigue cautivando-, enlazado
con la efectiva “Still Life” y una envolvente “Moving Further Away”. Mucha
contención quebrantada en los bises vía “Mirror’s Image” y “Three Decades”,
buenos ejemplos de cómo retorcer una melodía, con el guitarrista Joshua
Hayward desbocado y Badwan rompiendo su imponente registro grave. Está claro que The Horrors no inventan nada, pero tocan y suenan cada vez mejor. Ya querrían muchos conjurar a Can, Joy Division, The Jesus & Mary Chain o Echo & The Bunnymen con su elegancia y estilo.

4 comentarios
  1. “…está claro que The Horrors no inventan nada…” Este tipo de comentario chorra es que hace que no me crea la crítica musical. La música no consiste en inventarse algo, y si no no hay nada. Dejemos eso para el mundo chorra del arte contemporáneo o la ciencia, o cosas así. Música es música.

  2. los he visto en Zürich en la Mascotte y me han encantado! Completamente de acuerdo con la elegancia de Faris creo que se transmite en las proprias musicas especialmente ne ultimo album, un garage oscuro y siniestro.

  3. Yo ayer los vi en Madrid por segnda vez, a mi me parecen increibles, es uno de los directos que más disfruto, crean aura envolvente muy especial, y si es en sala pequeña y con buen sonido… Lástima que los técnicos de sonido nos jodieran en pleno clímax de “Sea Within A Sea”

  4. Fríos. Quieren tocar varios estilos sin mucha gracia en ninguno, y tras 1 horita y cinco minutos nos dijeron adiós. Sin ni tocar Sheena is a parasite, como tantos listillos que rechazan los temas que los dieron a conocer porque “son mucho más que eso”.
    Qué sosez macho.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.