Mesías urbano
Conciertos / Robe Iniesta

Mesías urbano

8 / 10
Raúl Julián — 29-06-2022
Fecha — 24 junio, 2022
Sala — Auditorio Ruta de la Plata
Fotógrafo — Raúl Julián

El concierto de Robe Iniesta se insinuaba como el más deseado de todo el cartel de las Ferias y Fiestas de San Pedro 2022 de Zamora, en unas expectativas refrendadas por las buenas críticas que el extremeño y su banda habían cosechado en las primeras fechas de la gira ‘Ahora es cuando’. Lo cierto es que tanto el ambicioso conjunto de canciones incluido en el último disco de estudio del vocalista, Mayéutica (El Dromedario, 21), como la cancelación definitiva (aquella tan comentada) de la gira de despedida de Extremoduro, seguramente potenciasen el interés en torno a esta serie de actuaciones de Robe.

Fuera como fuese, y tras el susto inicial que anunciaba un retraso de treinta minutos sobre la hora marcada para el comienzo del espectáculo, el autor y esa excelente banda de seis miembros que le acompaña cumplieron, ahora ya efectivamente y sobre el escenario, con todos aquellos términos que se presuponían en el contrato. Robe y su troupe firmaron un concierto desarrollado y presentando a la antigua usanza, del tipo de aquellos que, precisamente, acontecían a finales de la década de los ochenta y primeros noventa en las fiestas patronales, protagonizados por grandes grupos de rock clásico cuya propuesta evitaba decaer o perder intensidad con el paso de los minutos y las canciones.

Una autenticidad que, en el caso que nos ocupa, compite en protagonismo con la intachable ejecución de los músicos y el buen momento vocal del propio Robe, lo que se traduce en un sonido tan consistente como nítido. El concierto se desarrolló tal y como se esperaba dados los antecedentes en otras localidades, con una primera parte que alternó canciones de varios de sus trabajos en solitario con alguna (aplaudida) recuperación de Extremoduro e incluso un tema inédito. Tras un descanso de casi media hora, la formación regreso al escenario para acometer –en orden y al completo– los temas de ‘Mayéutica’, antes de finalizar apostando de nuevo por esa celebración masiva que propicia el repertorio de Extremoduro.

Dos horas y media de actuación, en definitiva, que confirmaron la posición de Robe Iniesta como uno de los letristas urbanos más incontestables de la historia del rock estatal, de esos que a día de hoy aún generan un tipo de adoración casi mesiánica. Su paso por la capital zamorana constató, además, el buen momento de forma –tanto a nivel popular como propiamente creativo– del artista a sus sesenta años. Una madurez artística concretada en el cuidado y detalle puesto en la ejecución de las propias canciones (relecturas incluidas en algún caso), pero cuidándose en todo momento de sacrificar esa esencia realista y áspera que ha caracterizado siempre al trazo del de Plasencia.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.