Ávidos de fiesta
Conciertos / Rauw Alejandro

Ávidos de fiesta

7 / 10
Alex Caballero — 13-10-2021
Fecha — 09 octubre, 2021
Sala — Palau Sant Jordi, Barcelona
Fotógrafo — Cedidas por la organización

Siendo uno de los conciertos más esperados de la temporada y con el cartel de sold out colgado hacía semanas, el puertorriqueño de moda, Rauw Alejandro llegaba a Barcelona para presentar su más que exitoso "Vice versa", un segundo álbum largo que llega tan solo un año después del también exitoso (aunque algo menos) "Afrodisíaco".

Después de una sesión de DJ en directo en la que sonaron todos y cada uno de los éxitos más coreables del reggaeton y el denbow, con hits de Ozuna, J. Balvin, Bad Bunny, Rosalía, Tokischa y El Alfa cantados a pleno pulmón por un Sant Jordi ávido de fiesta, a las 21.45 salía a escena Eix, el telonero que ha llevado Rauw en su nueva gira y que hizo las delicias de muchos con su reggaeton romántico y su deliberado speech en defensa de la mujer independiente. Un hecho este que siempre es de agradecer  en una escena en la que se promueve de manera evidente el machismo exacerbado, aunque como digo siempre, no todos. Su show fue bastante profesional, con un directo sobrado y un sonido rompedor, aunque por desgracia no llegó a la media hora de duración. También fue una lástima que el tema que tiene junto a Rauw Alejandro y que interpretó dentro de su set, no se llegara a materializar con su compañero sobre las tablas.

Son las 22.20 y empieza a sonar, a modo de introducción,  la melodía de ese monumental hit llamado "Todo De Ti" mientras las visuales de fondo se ponen en marcha, y el plantel de bailarines sube al escenario junto al esperado Rauw Alejandro. En ese momento la música se para de golpe y empieza a sonar "Dile A Él" y es que, como era lógicono iba a soltar su hit más famoso como primera canción del set.

Desde el minuto uno la actividad frenética que mostraron  en las cuidadas coreografías, ya las habíamos visto en sus vídeos y sus actuaciones en directo, así que las tenían muy interiorizadas, pero eso no fue en detrimento de que se materializan de manera espectacular en todo momento. Algo que contrastaba  con los temas en los que el puertorriqueño estaba en el enorme escenario  absolutamente solo enfrentándose a pelo a un Palau Sant Jordi lleno hasta lo permitido.

Con una actuación vocal más que notable, la voz de Rauw es una delicia cuando la expone al máximo de sus habilidades, aunque eso no significa que no escondiera el playback cuando los bailes no le permitían mantener la respiración para ofrecer una voz correcta y limpia. Y eso es algo a lo que ya estamos acostumbrados y que, en este caso concreto, se entiende perfectamente por lo exigente de esas coreografías.

Personalmente esperaba encontrarme con un escenario con varios niveles, coristas, algún instrumento que otro y los bailarines repartidos, algo que se echó  en falta. En su defecto, cuatro humildes y sencillos cañones de fuego y humo en el frontal del escenario eran la poca parafernalia que ofrecía el show. También se agradece el esfuerzo de hablar en catalán, lo hizo en varias ocasiones, como también fue muy bien acogido ese colofón con -ahora sí- "Todo De Ti" acompañado con cañones de confeti inundado el techo del Palau a modo de despedida perfecta.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.