Bailando con la fuerza del Big Bang
Conciertos / La La Love You

Bailando con la fuerza del Big Bang

8 / 10
Noemí Valle — 29-04-2022
Fecha — 27 abril, 2022
Sala — El Sol, Madrid
Fotógrafo — Pablo Cueva Junghanns

La La Love You se subió al escenario de la sala El Sol de Madrid el miércoles 27 de abril, inaugurando el ciclo de conciertos Keep Walking de Johnnie Walker, dispuestos a enfrentar esa tan ansiada velada como dictan sus canciones: “con la fuerza del Big Bang”. Desde las primeras notas, una explosión de música nos arrastró en un viaje estratosférico sin salir del local, obligándonos a saltar sobre él, como si no existiese la gravedad, con ímpetu y los brazos por el aire a punto de alcanzar otras galaxias, mientras coreábamos: “Yo solo te quería llevar/ Hasta el infinito y más allá”. La noche acababa de empezar, pero nosotros ya teníamos metido el gusanillo en el cuerpo que nos invitaba a bebernos de un trago “La pócima del amor”, para ver la vida en color rosa, con el filtro indiscutible de la alegría.

David Merino, Roberto Castrillo, y Celia Becks pusieron ritmo a la fiesta inaugurándola con “Big Bang”, junto a una masa de público fiel que no bajó la voz en ninguna de las estrofas, cantando cada letra con la fuerza de los estribillos, alcanzando el clímax cuando sonaron los primeros acordes de “Más colao que el Colacao”. Un tema con el que volvimos a ser adolescentes y nos teletransportamos al patio del colegio, haciendo corrillo con los amigos, cuchicheando sobre amores prematuros, fantaseando con el primer beso, soñando sin miedo y en voz alta. Creo que rozamos la afonía intentando superar los decibelios, gritando sin ningún tipo de pudor: “Es que cuando estoy cerca de ti/ Se despierta el tigre que hay en mi”. Frases tintineantes que cuando las luces se bajaron y el escenario estaba ya vacío, seguían presentes en la boca de aquel público, tarareando en bucle todas esas letras.

En el set list tampoco pudo faltar el último lanzamiento de la banda junto a RENEE: “Quiero quedarme para siempre”, con su deje romántico y pop, que hizo que la sala entera se balancease sin tregua de un lado a otro mientras cantaban la nueva canción con la emoción que se palpaba en los temas del primer álbum, parando únicamente para coger aire y seguir con el estribillo: “Si te quieres quedar/ Aquí en el sofá de mi queli/ Que tú eliges la peli/ Y yo pongo en pause a los besos que me das”. Letras cursis y burbujeantes que en cuestión de días ya hemos hecho nuestras. El directo fue la prueba.

En la recta final de la noche irrumpió la versión de “Tenía tanto que darte”, que la banda sacó junto a Mai Meneses, de Nena Daconte, extirpando el tema del 2008, rescatándolo 14 años después de su génesis y trayéndolo de nuevo a nuestras playlists, evidenciando que los clásicos del pop son inmortales y superan sin esfuerzo cualquier tipo de barrera temporal.

La energía grupal era incontenible y solo hizo falta una pausa de escasos segundos para que el público cantase a capela el tema más aclamado de la banda, anticipando que sería “El fin del mundo”, el encargado de poner el broche de oro al concierto. A nuestras voces se sumaron los instrumentos, como si fuésemos de repente una parte más de la banda y la noche se abandonó a esos acordes pegadizos y nosotros a bailar como si el día siguiente no fuese a llegar nunca. Si el fin del mundo nos alcanza, que sea cantando La La Love You.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.