DOVER
Conciertos / Dover

DOVER

1 / 10
Redacción — 21-12-1998
Fotógrafo — Archivo

Por fin, tras el cambio de local que supuso varios días de espera,pudimos volver a disfrutar de un show de Dover en Madrid y ver de cercasu consagración a nivel nacional. Sorprende y agrada el que los ticketsllevasen semanas agotados, demostrando que los fans de Dover estánvivos, muy vivos. Abriendo los shows estuvieron las Undershakers el viernes 21 y una bandadel popular barrio de Móstoles, TV Fly, el sábado 22. La primeranoche, Undershakers, atractivo quinteto femenino asturiano, presentaroncanciones de su tercer y último trabajo, el mini-álbum "Sola".A pesar de su corta actuación, mantuvieron alto el pulso del conciertoa ritmo de buen punk-rock guitarrero entre lo añejo y lo sucio delbuen pop garajero. A las diez en punto, Dover tomaban el escenario. Losprimeros minutos de su concierto fueron una descarga total, sonaron "Rainof the times", "Pangea", "La monja mellada" desu segundo y afamado "Devil came to me" y "Anacrusa","Three cowboys", "Stamber" de "Sister", parallegar hasta "Devil came to me", en la que Cristina se deja lavoz hasta que romperla, mientras Amparo carga asombrosamente con el pesode la canción. Tras "Herbed Star" y "Grey" labanda, -con Álvaro al bajo y la batería contundente de Jesús-,se calmó, finalizando con una vibrante versión del "Don´tdrag me down" de Social Distortion. En el obligado bis, nos sorprendieroncon otra versión, en este caso el "Glicerine" de Bush,para interpretar en la recta final "Judas" y finalizar con "LoliJackson" lanzándose al público. Y todos más contentosque unas pascuas.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.