MondoSonoro Comics

Monstruos Comic

Aquellos que suelen seguir la actualidad del mundo del cómic habrán leído a lo largo de los últimos meses infinidad de parabienes al respecto de esta obra de debut de la estadounidense Emil Ferris, la mayor parte de ellos sobradamente merecidos. Quienes no, todavía están a tiempo de descubrir uno de los cómics más reverenciados de los últimos años gracias a su reciente edición en castellano. Lo normal será que se pregunten ustedes si realmente hay para tanto con “Lo que más me gusta son los monstruos” (ya saben, aparición en las más importantes listas internacionales en habla inglesa del pasado año, tildado de clásico moderno, obra sin parangón, etcétera, etcétera), para lo que no tengo una respuesta concreta. Realmente, se trata de una obra fantástica, imaginativamente exhuberante, aunque quizás no apta para todos los paladares. Interpreten este texto a partir de aquí como un mensaje dirigido a quienes interpreto que sí lo disfrutarán. Y deberían ser muchos.

Monstruos pagina Emil Ferris

Ferris firma una historia compleja en matices y que toma caminos diversos sin alejarse de una historia central que nos acerca a la historia de Karen Reyes, una niña-lobo de diez años extraña, inteligente y que se ve sumergida en una historia detectivesca salpicada por sus pasiones y aficiones. Intenta descubrir quién ha sido el culpable del asesinato de su vecina Anka, otro personaje que Ferris explora y cuya complejidad no deja de sorprender (superviviente del Holocausto, víctima de los bajos fondos en los que se ve obligada a moverse…). Por el trayecto, Karen nos va abriendo su corazón, un corazón en el que conviven la alegría, la tristeza, la literatura, el cine de terror, las decepciones y los miedos, todo ello abrazado a su imaginación y su mundo interior. Aunque sepan que “Lo que más me gusta son los monstruos” es mucho más que su protagonista. De hecho, cada uno de los personajes que poblan la obra están perfectamente dibujados conceptualmente hablando. Echen sino un vistazo a Deeze, el hermano gualtrapas de Karen, o a Sam Silverberg para confirmar mis palabras.

Y eso por lo que respecta al contenido, pero si nos centramos en la narrativa y en el dibujo, Ferris consigue todavía ir más allá. Cada una de sus páginas –experimentales a veces, libres siempre- tiene valor por si misma gracias a unos dibujos cuya textura y líneas parecen haber ido creciendo furtivamente en tiempos muertos en el bloc de notas/diario de Karen/Emil (de ahí que se mantengan la espiral y las líneas de base) hasta convertirse en una suerte de catedral solidísima hecha a base de mondadientes. Una suma de millones de trazos que acaban por levantar una obra maestra que sorprende más allá de que uno pueda reconocer sus referentes más directos. Si a eso le sumamos algo de información sobre la trayectoria de su creadora, no podemos más que reverenciar lo que ha conseguido con esta primera novela gráfica, cuya validez está ya asegurada de cara a la posteridad).

Al acabar uno echa en falta a sus protagonistas, consciente eso sí, de que este año habrá segunda parte y de que en un par de años posiblemente vea ya la luz la película sobre el cómic dirigida por el mismísimo Sam Mendes (“American Beauty”, “Camino a la perdición”, “Spectre”…).

Monstruos pagina 2 Emil Ferris

Comentarios Un comentario
  1. Coincido con el comentario. Tal vez no sea un cómic para todos los públicos, pero será sin duda uno de los títulos sobresalientes de este 2018.

    Yo hubiese preferido –una mera cuestión de gustos– que cada entrega no fuese tan voluminosa. Arrancar con un tocho de 700 páginas me ha resultado excesivo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies