MondoSonoro Comics

american monster vol.1

Hace tres meses comentábamos en estas mismas páginas que Planeta Cómics había publicado en los últimos meses cinco series del sello norteamericano AfterShock, una editorial alejada de los superhéroes y cercana a editoriales como Image, Dynamite, Dark Horse o Boom (aunque en espíritu parece que esté más cercana al espíritu burlesco de Avatar Press, más que nada porque dos de los guionistas estrellas de AfterShock son Warren Ellis y Garth Ennis, arquitectos de los mayores éxitos de Avatar como “Supergod” o “Crossed”, y también están en el sello comandado por Mike Marts). Las series publicadas hasta la fecha son el terror victoriano de “Insexts” de Marguerite Bennett y Airela Kristantina, la distopía apocalíptica de “Animosity” de Marguerite Bennett, Juan Doe y Rafael de Latorre; el cachondeo de espías de “Jimmy’s Bastards” de Garth Ennis y Russ Braun, o la ciencia ficción torreoscuresca del “Shipwreck” de Warren Ellis y Phil Hester.

Entre los lanzamientos de Planeta y AfterShock también se encuentra el noir bestial “American Monster” de Brian Azzarello y Juan Doe. Y aunque seamos unos grandes fans del autor de Cleveland, creador de cómics esenciales del género negro como “100 Balas”, “Batman: Broken City” o su revisión mafiosa teológica helenística de “Wonder Woman”, tengo que admitir que esta colección de comic-books me ha gustado sobre todo por el arte del portorriqueño Juan Doe, quien ha colaborado con Marvel en las colecciones de “Los 4 Fantásticos” (08) o el volumen quinto de “Lobezno” (15). Su trazo medio cartoonista y muy minimalista se aleja del arte del argentino Eduardo Risso, acompañante de Azzarello en muchos cómics noir.

El problema principal con “American Monster” es que tengo una constante sensación de déjà vu con toda la obra anterior de Azzarello. La historia es muy parecida a la que diseño para los números 164-174 de “Hellblazer” (04), en el arco titulado “Highwater”, donde John Constantine acababa en un pueblo dominado por radicales de extrema derecha (unos putos nazis, vamos) que bajo su palabrería racista de “America first” se enriquecen traficando con armas. “American Monster” es exactamente la misma historia, pero cambiando un bastardo mago inglés por un exmarine completamente desfigurado que viaja a un corrupto pueblo del Medio Oeste en busca de venganza. Con el título de monstruo americano, Azzarello juega con el horrible rostro del soldado y la maldad oculta de sus habitantes y, sobre todo, la banda de traficantes de armas racistas. Azzarello, como en la excelente “Highwater”, muestra que los fachas también tienen familia y sentimientos.

Si no has leído nunca un cómic de Brian Azzarello, “American Monster” te parecerá un noir sublime, pero los que llevamos veinte años siguiéndolo notamos un notable estancamiento en esta faceta de su imaginario. Francamente, me gusta mucho más el “Batman: Condenado” que está publicando en DC junto al increíble arte de Lee Bermejo. Reformular el universo mágico de DC como un gueto es mucho más divertido y novedoso.

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies