Tarantino Total
Cine - Series / Tara Wood

Tarantino Total

8 / 10
J. Picatoste Verdejo — 01-05-2020
Empresa — Movistar +

Querer abarcar una figura como la de Quentin Tarantino en un documental de poco más de hora y media es, a priori, una tarea imposible. Respecto a eso, la traducción española de un más humilde y preciso “21 Years: Quentin Tarantino” se antoja, como mínimo, atrevida. Además, con tanta bibliografía y tanto material audiovisual existente de un realizador vivo y en activo –se diría que hiperactivo– y que no rehuye las cámaras ni la exposición pública, ¿qué se puede hacer para no morir en el intento, para no acabar aplastado por tanta información a la vez que aportar algo nuevo?

En este sentido la directora y productora Tara Wood, que ya se encargó de una operación similar, aunque menos ambiciosa, con Richard Linklater como sujeto de estudio, consigue ciertamente un equilibrio al tocar diferentes aspectos de la parcela profesional del cineasta con la precaución de no pretender ser exhaustiva –por ejemplo, en el apartado de las referencias–, pero ofreciendo un amplio abanico de entrevistados que van desde el imprescindible Samuel L. Jackson hasta intervenciones emotivas como las de un locuaz Michael Madsen y un siempre agradecido Robert Forster, entre muchos otros. También son especialmente destacables las imágenes de varios rodajes como el de “Malditos bastardos”, el hermoso homenaje que se le hace a su montadora habitual Sally Menke, fallecida repentinamente, y la inclusión de animaciones que le sirven a Wood no solo para compensar la falta de imágenes en momentos aislados sino también como referencia metacinematográfica al haber sido este un recurso empleado por el propio Tarantino en “Kill Bill”.

Realizado cuando el director estaba enfrascado con el rodaje de “Érase una vez en Hollywood”, “Tarantino Total” no desaprovecha la oportunidad de abordar la figura de Harvey Weinstein –ligado a cineasta como productor o distribuidor de sus filmes anteriores–, lo que permite también incluir el polémico episodio del accidente de Uma Thurman en el rodaje de “Kill Bill” al haber sido convencida por el director para rodar ella misma una escena arriesgada de conducción rápida. Es uno de los escasos momentos turbulentos de un documental al que se le puede acusar de hagiográfico; al fin y al cabo los que hablan de él son sus allegados, aquellos con los que suele trabajar. Así, Zoë Bell –precisamente doble de acción de Thurman en “Kill Bill” y protagonista de “Death Proof”– defiende al cineasta de las (absurdas) críticas que le reprochan el tratamiento de las mujeres en sus filmes y Samuel L. Jackson y Jamie Foxx –francamente divertidas son las declaraciones del protagonista de “Django desencadenado” sobre Spike Lee– contextualizan y quitan hierro al reiterado uso de la expresión ofensiva nigger en sus películas.

Aún siendo impresionante el plantel de entrevistados, faltan las intervenciones de Harvey Keitel, Uma Thurman, John Travolta –otro gran momento lo brinda Madsen cuando habla sobre su negativa a encarnar a Vincent Vega en “Pulp Fiction” lo que posibilitó la recuperación cinematográfica de Travolta– o Pam Grier; tampoco están ni Brad Pitt ni Leonardo DiCaprio ya que, paradójicamente, se encontraban rodando con Tarantino, quien tampoco aparece aunque se van intercalando citas suyas a modo de separadores.

Por cierto, aviso: el documental destripa varias de las sorpresas que ofrecen las cintas de Tarantino. Así que, si no lo han hecho ya –cosa rara–, antes de este satisfactorio “Tarantino Total” vean todo Tarantino.

 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.