Sky Rojo
Cine - Series / Álex Pina

Sky Rojo

4 / 10
Luis M Mainez — 29-03-2021
Empresa — Netflix
Fotógrafo — Archivo

“Sky Rojo” es la segunda vez consecutiva en la que Álex Pina se estrella con el coche de Netflix a toda velocidad por la carretera. El nuevo proyecto del creador de “La Casa de Papel” es un híbrido extraño entre Tarantino y “Torrente” que, en su intento por jugar a transgredir el exploitation, plantea una historia que, por mucho final abierto que se obligue a tener para continuar en una nueva temporada, muere al poco de echar a andar.

¿Se pregunta usted por qué? Porque la serie está construida con simpleza y sin sencillez. Simpleza expresada en una estructura básica de quién caza a quién. Ni siquiera con un tema lleno de matices y polémica como el de la prostitución, la explotación y el trabajo sexual la serie consigue crecer para ser algo más que un juego aburrido de gato y ratón. Sin sencillez porque “Sky Rojo” intenta ser efectista pero no pasa de pretenciosa. Álex Pina ha empezado a escribir diálogos en sus series con la mentalidad de un twitstar de 2011. En cada capítulo hay como mínimo una frase vergonzosa y sonrojante: alegorías de tercera clase sobre la cadena alimenticia o sobre El Correcaminos y el Coyote que te hacen ponerte a rezar para que terminen cuanto antes, frases de coaching de anuncio barato de YouTube sobre emprendimiento. Como estas ofertas para hacerte rico fácilmente, “Sky Rojo” también es una estafa piramidal.

Los recursos narrativos de Pina ya los conocemos todos bien por el éxito de “La Casa de Papel”, como las intervenciones en off de las narradoras cargadas de azúcar o un inexplicable uso de la música que, en ocasiones, te sacude en mitad de las escenas como si pillaras baches en una carretera abandonada. La selección de canciones (El Cigala, Camarón, Ginebras), sin embargo, es muy buena, no os creáis que el problema es culpa de los artistas.

Al final, “Sky Rojo” es un poco eso, una playlist mal hecha con un montón de cosas que molan, pero que no tienen sentido ninguno. La escena del chute de adrenalina como en “Pulp Fiction”, la escena de la sobredosis como en “El lobo de Wall Street” con “Perfect Day” de fondo como en “Trainspotting”,… Una de las muchas diferencias entre Tarantino y Pina es que Tarantino no maneja las mismas referencias que el común de los mortales.

“Sky Rojo” es un artefacto fallido. Me parecería increíble que a una sola persona le haya interesado ninguna de las relaciones humanas que se plantean en la serie. Uno pasa por ella como quien camina por la Gran Vía el último día antes de que quiten las luces de Navidad. Puedes asumir que las tres prostitutas que se escapan del club donde llevan encerradas los últimos meses son las protagonistas, y que el proxeneta que las explota y sus secuaces son unos cabrones, pero es imposible emocionarse por nada.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.