Esta mierda me supera
Cine - Series / Jonathan Entwistle

Esta mierda me supera

7 / 10
Oriol Rodríguez — 04-03-2020
Empresa — Netflix

Una serie sobre jóvenes raritos hijos de familias desestructuradas con peinados horrorosos, vestidos como si hubieran saqueado una tienda de la ONG Humana, perdidos en un pueblo aburrido hasta lo indecible olvidado en el culo de un estado de mala muerte de Estados Unidos, en el siempre complicado tránsito hacia la edad adulta. Esto es, a grandes trazos, “Esta mierda me supera”, nueva referencia en el catálogo de Netflix. A todo ello sumarle que está producida por Shawn Levy, a quién veréis en los créditos de “Stranger Things” ocupando el mismo cargo, y ha sido dirigida y escrita por Jonathan Entwistle, director también de “The End Of The F***ing World”, otra producción sobre jóvenes raritos de familias desestructuradas con peinados horrorosos… que está basada en un cómic de Charles Forsman, curiosamente también autor del cómic en el que se inspira “Esta mierda me supera”. Sumad todos estos factores y tendréis vuestra nueva serie favorita.

“Esta mierda me supera” es una auténtica delicia con algunos pocos detalles en su contra. En una época en la que las producciones tienden a alargar sus episodios hasta lo infinito, de vez en cuando se agradece la aparición de una serie de siete capítulos que, como las sitcoms de toda la vida, extrañamente superan los veinte minutos. Genial en su ambientación, es imposible no quedar hipnotizado ante el trabajo que hace Sophie Lillis, actriz que habréis podido ver en películas como “It”, dando vida a Sydney Novak, la protagonista de la historia, una joven en búsqueda de su propia identidad y traumatizada por el suicidio de su padre que tiene el poder de mover cosas con la mente cuando una situación la altera. Junto a ella, el también muy notable trabajo de sus compañeros de reparto Wyatt Oleff como Stanley Barber, vecino de Syd, y Sofia Bryant como Dina, su mejor amiga.

Contrariamente, en algunos momentos “Esta mierda me supera” es demasiado deudora de sus referentes e influencias: “El club de los cinco” (para que entendieran qué esperaba de ellos, Jonathan Entwistle sugirió a su joven reparto que se tragaran toda la filmografía de John Hughes), “Carrie”, “Freaks And Geeks” e incluso la ya citada “Stranger Things” (hay ciertos paralelismos entre Syd y Once). Peor aún, en su empeño por crear un producto para todos los públicos, los responsables de la serie han eliminado algunos elementos del cómic: aunque en la adaptación televisiva se intuye la bisexualidad de la protagonista, ha desaparecido completamente la experiencia lésbica que sí vive en el cómic. Y aun así sigue siendo una delicia absoluta, más con una banda sonora firmada por Graham Coxon de Blur y un soundtrack en el que encontramos temas de The Kinks, Cults, Midnight Sister, Karen Dalton, The Lemon Twigs, Pixies, Echo And The Bunnymen, Prefab Sprout

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.