Billie Eilish.  The World’s A Little Blurry
Cine - Series / Billie Eilish

Billie Eilish. The World’s A Little Blurry

8 / 10
Alejandro Caballero Serrano — 26-02-2021
Fotógrafo — Archivo

El fulgurante salto a la fama de Billie Eilish es digno de estudio. “The World’s A Little Blurry” nos muestra la transformación que sufre la joven gracias a su primer disco.

En este documental podemos ver cómo la artista ha crecido envuelta por la música. Sus padres le enseñaron a tocar instrumentos y componer canciones desde pequeña. Y no solo a ella, sino también a su hermano, Finneas, convertido ahora en un aclamado productor y artista. “When We All Fall Asleep, Where Do We Go?” (19), el álbum debut de Billie se grabó y produjo entre su habitación y la de su hermano, algo que parece impensable para una referencia de semejante calibre. Ambos respiran la música de la misma manera y se complementan a la perfección creando cada una de las piezas del disco cómo se puede comprobar en el reportaje. Pero su fama llegó antes de la publicación de su primer álbum, ya que ya había girado antes por toda Europa. Ella no termina de creerse que a toda la gente que va a sus conciertos le guste, pero su familia le hacen ver que sí, que ella es muy buena en la música. Como buena adolescente, ha crecido viendo el nacimiento de otra estrella mundial como Justin Bieber, a quien considera su ídolo. Por eso se sorprende cuando Bieber escucha su música e incluso quiere colaborar con ella. Varios de los momentos más emotivos de la película suceden gracias al canadiense quien dice estar muy orgulloso de Eilish y desea que las cosas le vayan muy bien, algo que ella no termina de asimilar del todo.

Aunque no todo iba a ser bueno, Billie Eilish ni siquiera tiene veinte años y sufre los problemas que padecen los adolescentes, pero con una magnitud mucho más grande. No tiene la misma libertad que el resto de la gente de su edad y eso afecta a sus relaciones personales. Intenta aceptar la fama de la mejor manera posible, pero hay veces en que se derrumba una vez que se apagan los focos. Su familia es el pilar más importante que tiene y le acompañan en todo momento, tratando de guiarla, pero eso no impide que Eilish comente en muchos momentos que desearía no ser famosa y no tener que estar siempre sonriendo. Quiere permitirse ser frágil por un momento, tener sus buenos y sus malos momentos, que se ven reflejados en las letras de sus canciones, como una persona normal y corriente.

“The World’s A Little Blurry” es un documental en el que podemos descubrir otra faceta de la intérprete, aquella que es más desconocida. Vemos a una Billie Eilish más humana, lejos de las excentricidades de sus videoclips y performances, mostrando cómo le puede afectar cualquier cosa. Eso sí, todo ello no impide que la película termine en lo alto, con esa ceremonia de los Grammy en la que ambos hermanos se alzaron con siete premios. Y lo vivido supone solamente el comienzo de la carrera de estos dos jóvenes talentos que veremos hasta dónde llegará.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.