A Classic Horror Story
Cine - Series / Roberto De Feo Y Paolo Strippoli

A Classic Horror Story

5 / 10
Alejandro Teiga Robles — 18-07-2021
Empresa — Netflix
Fotógrafo — Archivo

A pesar de una estética y una estrategia promocionales que provocaban interés desde el primer momento, “A Classic Horror Story” –como el propio nombre indica– es una historia básica de terror, con lo que hasta ahí no nos mentían. El problema es que las expectativas no se cumplen. Aunque no decepciona del todo, “A Classic Horror Story” no es capaz de sorprender. Moviéndose temáticamente en un terreno a medio camino entre “La matanza de Texas”, “Midsommar”, “El apóstol” o “The Wicker Man” y con un cierto aroma a la lejana “Tésis” de Amenábar, sin olvidarse de los slashers clásicos, la nueva producción italiana de Netflix, dirigida por Roberto De Feo y Paolo Strippoli, intenta tocar demasiados palos dentro del cine de terror y abarcar mucho, sin llegar a dar en el clavo en casi ninguno de sus aspectos.

La película nos cuenta la historia de cinco personas que viajan en una autocaravana por la Italia profunda y rural, con fines totalmente diferentes, pero a las que –para su desgracia– el destino acaba reuniendo en un terrorífico poblado. A partir de ahí, “A Classic Horror Story” logra crear una sensación incómoda en el espectador durante una gran parte del metraje gracias sobre todo a su ambientación. El problema es que ni llega a dar nunca miedo a la altura de muchas películas de terror moderno de presupuesto similar y que sus escenas grotescas y escatológicas –más allá de la del banquete– no resultan memorables.

A pesar de su excelente banda sonora, su lograda ambientación y su paleta de colores, “A Classic Horror Story” no funciona como debería porque ni sus protagonistas provocan empatía, ni su posible doble sentido atrapa y ni la mitología que nos comparten crea verdadero interés. Eso vendría a decir que estamos ante una película de terror digna para pasar una aburrida noche de verano, pero que naufraga a causa de una ambición desmedida que acaba perjudicándola más de lo imaginable. Quizás las altas expectativas que nos habíamos creado hayan acabado afectando bastante a la sensación final con la que uno se queda tras su visionado. Eso sí, a pesar de todo ello, no es difícil aguantar hasta el final y De Feo y Strippoli nos recompensan con su mejor y más perturbadora parte.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.