Matthew Herbert nos descubre los libros de su vida
Especiales / Matthew Herbert

Matthew Herbert nos descubre los libros de su vida

Adriano Mazzeo — 16-05-2022
Fotógrafo — Chris Plytas

Una excepción para un artista sonoro excepcional: nuestra habitual sección de “Los discos de mi vida” se convierte en “Los libros de mi vida” para dar la bienvenida a Matthew Herbert. En esta interesantísima lista el DJ, productor, compositor y experimentalista británico cuenta los libros que más impacto tuvieron en él en cuanto a su relación con el sonido.

“Aquí hay una lista de algunos libros que me hicieron pensar diferente sobre el sonido. La única descripción real de la música que tiene sentido para mí en este momento es que es la organización del tiempo; y el sonido grabado, ya sea en cinta o escrito, es una incorporación de unidades de tiempo. Lo que muchos de estos libros tienen en común es que tuercen el tiempo en diferentes direcciones a la vez. Definitivamente me ayudaron a escuchar mejor”, nos dice Herbert antes de comenzar la enumeración.

Nicholson Baker - “La entreplanta”
(The Mezzanine, 1988)

Ambientado completamente en el descanso para la comida de quince minutos de un oficinista, ralentiza el tiempo hasta hacerlo casi estacionario. Un capítulo entero está escrito sobre un pequeño paquete de azúcar.

Susan Sontag - “Sobre la fotografía”
(On Photography, 1977)

Escrito con verdadera actitud y claridad, este es un libro provocativo en el mejor de los sentidos. Mucho de lo que se habla en relación a lo que capta una fotografía se puede aplicar al sampling.

Bill Bryson - “El cuerpo humano. Guía para ocupantes”
(The Body, 2019)

No hace mucho que terminé este libro. Es esencial en lo que refiere a la mecánica del acto de escuchar. Explica que si nuestra audición fuera más sensible, seríamos incapaces de hacer frente a la cantidad de información auditiva que recibimos.

Georges Perec - “La vida. Instrucciones de uso”
(Life, A User’s Manual, 1978)

Un bloque de apartamentos imaginario en París descrito con detalles forenses. Es delicioso en su hilado de infinidad de historias de objetos estacionarios. Incluso contiene un acto imaginario transmusical llamado “Hortence” sobre el que quise basarme para crear y lanzar un disco.

John Cage - “Silencio. Conferencias y escritos”
(Silence, 1961)

Se trata de una recopilación de algunos de sus escritos. Es divertido, original y lleno de provocaciones. Mi favorita es: “¿Qué es más musical, un camión pasando por una fábrica o un camión pasando por una escuela de música? ¿Son musicales las personas dentro de las escuela musical y los de fuera no-musicales?”.

Pierre Schaeffer - “In Search Of A Concrete Music”
Daphne Oram - “An Individual Note Of Music, Sound And Electronics”
(1952/2016)

Sé que estoy haciendo un poco de trampa al poner dos libros juntos, pero hay un enfoque académico que comparten cuando se ponen uno al lado del otro. Ambos tienen los mismos estallidos de inspiración junto con una cierto nivel de estrechez. Para mi doctorado leí mucho a Schaeffer en particular y es un escritor y pensador brillante, aunque me frustra profundamente su obsesión por despojar el contexto a toda costa.

Don Delillo “Submundo
(Underworld, 1997)

En este libro hay una línea sobre los fanáticos del béisbol en un estadio deportivo esperando que suceda algo, algo entre la magia y el accidente. Durante muchos años, “magicandaccident” fue el nombre de mi web. La habilidad de Delillo para articular los momentos exactos de la vida donde lo político se cruza con lo artístico y ocasionalmente con lo divino no tiene paralelo. Crea una especie de mapa imaginario del mundo con sus propias dimensiones y su enfoque me ha ayudado a pensar sobre la disposición de los sonidos en mi música.

John Berger - “Modos de ver”
(Ways Of Seeing, 1972)

Si Berger hubiera escrito posteriormente un libro también sobre formas de escuchar… Sin embargo no es necesario, ya que este libro deconstruye con tanta elocuencia gran parte del andamiaje falso en torno al arte que uno puede aplicarlo fácilmente a la música. El nivel de humanidad en su escritura hace que su trabajo sea muy emotivo.

Jacques Atali - “Noise. The Political Economy Of Music”
(1977)

Es un poco deprimente llegar al libro número nueve de esta lista y ver que casi todos son de hombres. Debo hacerlo mejor la próxima vez. Sin embargo, este es un libro esencial sobre la política de cómo se hace el sonido y quién puede controlarlo.

“The Gospel Of Thomas”
(El evangelio de Tomás, escrito durante el Cristianismo primitivo)

Descubierto en 1945, este evangelio de dichos extra-canónicos nos muestra a un Jesús que no hace milagros pero que da orientación. Repite mucho esta frase: “quien tenga oídos, que oiga”. Me criaron como cristiano metodista, aunque no me considero uno, pero la presencia repetida del acto de escuchar en este evangelio concuerda con mi creencia de que escuchar también tiene una dimensión espiritual.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.