Manolo Tena en diez canciones inolvidables
Especiales / Manolo Tena

Manolo Tena en diez canciones inolvidables

Alfonso de la Hoz González — 09-01-2022
Fotógrafo — Carátula del Lp "Así Fue"

El pasado 21 de diciembre, Manolo Tena habría cumplido 70 años. Sin duda se trata de uno de los más grandes artistas españoles del pop-rock nacional. Destacó en los años 70 con Cucharada, durante los 80 con Alarma y ya en solitario, triunfando por todo lo alto en los 90 y también en las dos primeras décadas de nuestro siglo.

José Manuel de Tena Tena nació en 1951 en Benquerencia de la Serena (Badajoz), pero muy pronto se convirtió en un madrileño de Lavapiés. A finales de los 70 formó parte de diversas iniciativas culturales vinculadas al underground para finalmente montar la banda Cucharada, que llegó a ser telonera de Chuck Berry. Uno de sus primeros éxitos, “Quiero bailar rock and roll”, sería versionado años después por Siniestro Total, con toda la contundencia que solo Miguel Costas es capaz de imprimirle a un tema: ¡Esas palmas, coño!

Recurrir a un decálogo para resumir la carrera de Manolo Tena se antoja tarea harto difícil, pues ha habido que renunciar a más de quince temas imprescindibles, pero el reto consistía en lograr una relación relativa y cronológicamente coherente, compuesta por diez canciones. Los seguidores de Manolo Tena nos parecemos a los de la selección española de fútbol - en realidad somos los mismos – y en cada uno de nosotros anida un seleccionador. Por ello, el amigo lector echará de menos algunos temas y abominará de la elección de otros; pero como muy bien reza el refranero castellano: “Sobre gustos no hay nada escrito”.

1.-"Frio" - del Lp "En el lado oscuro" (Alarma)

Manolo Tena se unió en 1983 a José Manuel Díaz (batería) y a Jaime Asúa (guitarra), también procedentes de Cucharada, para formar el trío Alarma, Se les quiso identificar como los Police españoles y debutaron como teloneros de Leño, para los que Tena compuso “Sin solución”. Grabaron dos álbumes: “Alarma!!!” y “En el lado oscuro”, que incluía joyas como “Preparados para el rock and roll”, “Marilyn” y sobre todo “Frío”, donde descubrimos al gran poeta que es Manolo Tena. Un temazo con música de Jaime Asúa que fue versionado con gran éxito por Los Secretos, siendo también interpretado, entre otros, por Aurora Beltrán junto a Barricada o Quique González. El propio Manolo Tena la incluiría en sus dos discos en directo, "Básikamente" (2004) y "El concierto de las Ventas" (2013). La letra de la canción tiene un inicio magistral:

El reloj de la suerte marca la profecía,
deseo, angustia, sangre y desamor.
Mi vida llena y mi alma vacía,
yo soy el público y el único actor.

Las olas rompen el castillo de arena,
la ceremonia de la desolación.
Soy un extraño en el paraíso,
soy un juguete de la desilusión
estoy ardiendo y siento frío.

Tras participar como invitados en la gira de Miguel Ríos, "Rock en el ruedo", (1986) el trío se disolvió.

2.-"Necesito un amigo" - Del Lp "Tan raro"

En 1988, Manolo Tena edita su primer trabajo en solitario: “Tan raro” en el sello Elígeme, que tenía como socio a Joaquín Sabina. El disco pasa sin pena ni gloria con un Manolo Tena todavía deudor de la nueva ola y con una estética ochentera.

Además del single “Tan raro” y de una interesante versión del clásico de Otis Redding “Sentado en el muelle de la bahía”, Manolo Tena nos regala esta pequeña joya que es “Necesito un amigo”. Un tema fresco y con mucho ritmo que ya nos anuncia al Manolo Tena que va triunfar en los noventa; el de la voz rota pero intensa, con unos solos de guitarra realmente sensacionales. La canción empieza, una vez más, con una letra prodigiosa:

Tú sabes mis secretos
soy un sueño sin dueño
con un triste destino.
Solo y desconocido,
en la calle prohibida
rumbo a un sin sentido.

El tema fue editado cara B del single cuya cara A es la sentida balada y quizás injustamente olvidada “Porque te quiero”. Curiosamente, en el Recopilatorio “Grandes éxitos y rarezas” (1998) aparece “Necesito un amigo” y no lo hace “Porque te quiero”, lo que nos muestra el distinto grado de pervivencia de ambos temas en la trayectoria de Manolo Tena.

3.-"Tocar madera" - del Lp "Sangre Española"

Por fin, en 1992 y tras una estancia en México y en Miami, Sony Music llama a la puerta de Manolo Tena y se produce el milagro. Graba un álbum que quedará para siempre como uno de los mejores de pop-rock hispano: "Sangre Española". De los diez temas que componen el disco, nueve aparecieron en formato single.

El hit por antonomasia fue “Tocar madera”, un tema que se escuchaba a todas horas y que se iniciaba con un solo pianístico a ritmo de blues que muy pronto estallaba en un festival de instrumentos de viento como en los grandes temas del pop : desde el “Got to get you into my life” de los Beatles al “The right thing” de Simply Red, sin olvidar el “Corazón partío” de Alejandro Sanz. Todo un temazo, con unos coros excepcionales, que parecían recién llegados de la Motown y qué, en cierto modo, nos daba la razón a los supersticiosos:

Si no es por superstición,
puede ser por precaución.
Pero de todas maneras...
¡Tocar madera!

4- "Quiero beber y no olvidar" - del Lp "Sangre Española"

Lógicamente, "Sangre Española" tiene que aportar alguna canción más al decálogo. El tema que da nombre al disco podría incluirse perfectamente, pues todo el mundo se quedó con la copla de que el mundo cabía en una caracola:

Pasión gitana sangre española,
cuando estoy contigo a solas
Pasión gitana, sangre española
y el mundo en una caracola…

Pero hay dos canciones que abordan el desamor de manera diferente; por un lado “Qué te pasa”, levemente esperanzadora y por el otro, el mucho más profundo “Quiero beber y no olvidar”, en el que Manolo Tena, además de interpretar un tema musicalmente impecable, desnuda sus demonios interiores y nos muestra su fragilidad más descarnada:

Quiero ser mar, solo consigo espuma
Quiero avanzar, solo consigo espuma
Sin ti no puedo
¿Por qué no me ayudas?
Todo se vuelve en dudas
Quiero ser mar, solo consigo espuma.

Posiblemente se trata de uno de las canciones más sentidas e intensas de Manolo Tena, en cuya letra colaboró Pancho Varona.

5.-"Llévame hasta el mar" - del Lp "Sangre Española"

No podemos incluir a todas las canciones de Sangre Española, como las excelsas “Fuego en el cuerpo” o “Loco por verte”, pero resultaría imperdonable obviar “Llévame hasta el mar”; sin duda, una de las mejores canciones de Manolo Tena. Un canto de amor y de esperanza. Toda una declaración de intenciones. Una obra de arte que no podemos dejar de escuchar. Quienes le conocieron afirman que su fascinación por el mar se inició en un viaje organizado a Alicante.

Llévame libre y salvaje, llévame hasta el mar
Llévame libre y salvaje, llévame hasta el mar
Llévame, a través de fuego y agua, llévame
Búrlate de los arcángeles del miedo, desátame
Sálvame de la asesina rutina, desnúdame.
En la orilla del mar es más fácil soñar.
Mirando las estrellas es más fácil soñar.

“Llévame hasta el mar” se tocó en la capilla ardiente de Manolo Tena por expreso deseo de su familia.

6- "Marilyn Monroe" - del Lp "Mucho más que dos"

Tras el pelotazo de "Sangre Española", que vendió más de un millón de discos, Manolo Tena, además de consolidarse como una rock star, se convirtió en el perejil de todas las salsas. Por ello, no es de extrañar, que con motivo de los conciertos que Ana Belén y Víctor Manuel -entonces es la cresta de la ola – decidieron ofrecer los días 8 y 9 de abril de 1994 en el Palacio de los Deportes de Gijón, interviniese Manolo Tena como artista invitado, interpretando un dueto con Ana Belén en el que recuperaban un viejo tema de la época de Alarma, que esta vez decidieron titular como “Marilyn Monroe”.

La química y el entendimiento musical entre los dos cantantes convirtió esta vez al tema en un hit nacional, pese a lo crudeza de la letra:

Marilyn Monroe se ha suicidado
aprieta el teléfono entre sus manos
Marilyn Monroe ya está en el depósito
y los mercaderes hacen de ello un negocio.

Posteriormente, Mikel Erentxun grabaría una versión de la canción, imprimiéndole una aceleración a ritmo de rockabilly y armónica.

7.-"Las mentiras del viento" - del Lp homónimo

Tras arrasar con "Sangre Española", Manolo Tena regresa a los estudios en 1995. Resultaba todo un reto sacar un álbum que estuviera a la altura del anterior y Manolo Tena decidió darle una vuelta de tuerca a sus composiciones y experimentar tanto musicalmente como en la redacción de sus letras. Y aunque, efectivamente, el disco no tuvo la misma acogida, nos dejó una joya como “Las mentiras del viento”, que rezuma sensibilidad y melancolía y en la que Manolo Tena suspira profundamente, quebrándosele de nuevo su voz rota y atormentada. Un tema eterno.

Hay un baile de máscaras
en el palacio de invierno
y el eterno extranjero
prisionero del tiempo.
Sin perder ni ganar juega a todos los juegos,
triste y solitario en el jardín del deseo,
hoy tan solo confía en las mentiras del viento.

9.-"Son de negros" - del Lp "Insólito"

Tras el editar el álbum “Juego para dos”, que tampoco cosechó el éxito deseado -más bien fue un pequeño batacazo-, Manolo Tena, que era un autodidacta, regresa a sus lecturas y saca un disco sencillo, “Poeta en Nueva York”, con dos poemas de García Lorca: “La aurora” y “Son de negros”, que posteriormente serían incluidos en el álbum "Insólito" (2000).

La elección de “Son de negros”, que es la cara B, no resulta baladí. A pesar de que el poema ya conocía diversas versiones musicales (Compay Segundo, Ana Belén y Enrique Morente en compañía de Lagartija Nick, entre otros), Manolo Tena acepta el reto y nos ofrece otro prodigio.

El tema se inicia con el único acompañamiento de la percusión, un poco al modo de Rubén Blades con “Pedro navaja”, la versión latina de “Mack The Knife”, para en un suave “in crescendo”, estallar en un memorable festival de música caribeña de la mano de Tito Duarte, quien se aproxima al virtuosismo de Dave Valentin cuando irrumpe con la flauta travesera.

La constante iteración de la rítmica frase “Iré a Santiago” contribuye a la armónica musicalidad del poema, que alcanza unas seductoras y llamativas cotas en la voz de Manolo Tena.

9.-"A ninguna parte"- del Lp "Insólito"

Manolo Tena escribió canciones para otros artistas como los hits “Detrás de tu mirada” de Luz Casal o “De Ley” de Rosario. También compuso temas para Miguel Ríos, la Orquesta Mondragón, Azúcar Moreno o Ricky Martin, entre otros muchos. De ahí que podamos permitirnos la elección de una versión de un tema ajeno, al que Manolo Tena convirtió en un clásico. Se trata de “A ninguna parte”, una canción del grupo Suburbano, compuesta por Bernardo Fuster y Luis Mendo, que forma parte de la banda sonora de “París-Tombuctú”, la despedida cinematográfica de Luis García Berlanga.

Esta vez nos encontramos con un canto desesperanzador a ritmo de habanera, que encajó como un guante en una película en la que el Berlanga expresaba todos sus temores ante la recta final de su senectud:

Ahora que he perdido mi último descarte a la gran partida,
me queda la huida a ninguna parte;
cerca del olvido donde no encontrarte en un lunes negro,
tan lejos del fuego, tan lejos de amarte.
Digo adiós a la pasión, adiós a la emoción del amor y su abrazo,
ya ves, yo que fui tanto, pongo punto y aparte.
Adiós al sueño aquel de amor a flor de piel, tan lejos del deseo
hoy viajo como el viento hacia ninguna parte.

Aunque la película se estrenó en 10999, el tema también fue incluido en el álbum "Insólito".

10.-"Princesa azul"- del Lp "Casualidades"

En 2003, Manolo Tena publicó “Basikamente”, un álbum en directo y en 2008 “Canciones nuevas”, un trabajo desigual en el que cabe destacar “Nana para Manuela”, dedicado a su hija. Tras la edición de un nuevo directo, “El concierto de las Ventas” (2014), grabado en 1993, Manolo Tena regresa en 2015 por la puerta grande con “Casualidades”, tras ocho años ausencia. El álbum se lo produce su hermano Rafa y nos devolvió al mejor Manolo Tena, que regresó a las listas de éxitos, al tiempo que los medios audiovisuales volvían a disputarse su presencia en todos sus programas.

"Casualidades" constituye todo un discazo, en el que podemos encontrar maravillas como “Opiniones de un payaso”, la tantas veces interpretada “Cuando llegue septiembre”, “Es mágico” y por supuesto “Princesa azul”, una canción maravillosa e inolvidable, que aglutina las eternas sensaciones de Manolo Tena; introspección, melancolía, desesperanza, los ecos de la realidad…

Detrás de las ventanas
no está la libertad,
tan solo algunos presos
que ríen al pasar.
¡Qué triste está la cárcel
sin su jardín!
Alguien vendió las flores
para sobrevivir…
Y en ninguna parte tú,
en ninguna parte tú.
Y en ninguna parte tú,
princesa azul

Lamentablemente, una enfermedad nos privó de Manolo Tena a los pocos meses de editarse “Casualidades”., Nos quedan sus canciones para recordar al que posiblemente haya sido uno de los mejores letristas del pop-rock hispano. Un grande de nuestra música, cuya figura se acrecienta con el tiempo. Un inolvidable.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.