Los discos de mi vida por Ekain Elorza
Especiales / Cobra ...

Los discos de mi vida por Ekain Elorza

Zarata — 06-07-2020
Fotógrafo — Andrea Silván

El berriztarra Ekain Elorza lleva toda una vida con las baquetas. Formó parte de Hyssopus, Sei Urte y Dinero, continúa con los arrolladores Cobra, triunfa con Morgan, y aún le queda tiempo para su último proyecto, Qverno.

Esta es su selección de los diez discos que han sido imprescindibles en su vida:

1- Michael Jackson “Dangerous” (1991)
Supongo que para todo el mundo son muy importantes esos primero discos que se escuchan en la niñez y la adolescencia y he hecho esta lista centrándome en algunos de los discos que más me marcaron en aquella época. Tenía ocho años cuando “Dangerous” apareció por casa y es probablemente el primer disco que escuché entero, o por lo menos es el primero del que tengo recuerdo. Conocía el videoclip de Thriller y me encantaba, pero para mí aquello era una película, era muy niño y no entendía lo que estaba viendo. Con el tiempo me di cuenta de que sus anteriores discos me gustaban más, pero este se lleva el mérito de ser el primer disco que me enganchó. Creo que sentó las bases de las producciones comerciales del futuro y a día de hoy es muy fácil encontrar influencias de este disco en cualquier lado.

 

2- Su ta Gar “Hortzak Estuturik” (1992)
Con diez años ya daba mis primeros palos a la batería y tuve la suerte de encontrar por casa el VHS “More volumen tour” del 93, en cuanto lo puse me quedé flipado con la energía, la fuerza y la técnica de todo el grupo, pero lo de Borxa Arrillaga me pareció de otro planeta, no había visto algo así en mi vida, para mí es el mejor batería que ha dado Euskal Herria. Descubrir que eran de Eibar y estaban a ese nivel provocó en mí las ganas instantáneas de tomarme en serio la batería y de formar un grupo. Me copié el disco en un casete e iba a todas partes con él, fue lo único que escuché durante meses.

 

3- Pantera “Far Beyond Driven” (1994)
Después de Su ta gar vinieron Sepultura, Metallica y Pantera. Estos últimos fueron los que más me gustaban y este disco en particular fue mi favorito durante bastante tiempo. Creo que fue escuchar “Becoming” y caer rendido. No había escuchado a nadie cantar como a Phil Anselmo, a nadie tocar la guitarra como Dimebag y me obsesioné con el sonido y el estilo de Vinnie Paul, otra gran influencia para mí. Compré un casete de 90´ y copié en un lado “Hortzak Estuturik” y en el otro “Far Beyond Driven” y con eso estuve otra buena temporada. Pude verles en el polideportivo de Anoeta y fue mi primer concierto internacional, lo recuerdo como si hubiese visto a unos dioses venidos del mismísimo infierno.

 

4- Dut “At” (1996)
En el colegio solo tenía un amigo con el que podía intercambiar música, ese era Ion, tocaba la guitarra y era un poco mayor que yo, él me fue presentando a gente que también querían tocar y acabamos formando nuestro primer grupo. Hasta entonces yo vivía un poco aislado y escuchaba los discos que me enseñaban mis hermanos y aquí fue cuando en los ensayos me hablaban de discos de los que no tenía ni idea, un día me enseñaron el “At” de Dut y se convirtieron en mi grupo favorito, íbamos todos juntos a verlos tocar siempre que podíamos. Le debo mucho de Galder, aprendí muchísimo de su estilo y de su sonido, por ejemplo, él me enseñó la importancia de unos platos bien grandes. Después vino Askatu Korapiloa, que me parece el mejor disco hecho jamás en Euskal Herria.

 

5- RATM “Evil Empires” (1996)
Tuve mucha suerte porque por aquella época nos instalaron una antena parabólica en casa que sintonizaba la MTV y me pasaba el día pegado a la tele viendo videoclips. Era la edad dorada del videoclip y la explosión de los noventa, Nirvana, Soundgarden, Guns and Roses, Smashing salían sin parar y entre ellos el “Killing in the name” y el “Bulls on Parade” de RATM, otra vez un sonido nuevo que no había escuchado nunca que me enganchó al instante . El primer disco de Rage Againts the Machine es una obra maestra, pero yo les descubrí con este, fue uno de los primeros discos que compré y fue el primero que puse para tocar por encima. Brad Wilk se convirtió en una gran influencia para mí y por eso le tengo un cariño especial.

 

6- NIN “The downward spiral” (1994)
Quién lo diría a día de hoy pero gracias a MTV pude descubrir a muchísimos grupos y entre todos, con permiso de Marilyn Manson, había uno que destacaba por tener los videoclips más flipantes, esos eran Nine Inch Nails con “Closer”, “March of the pigs” o “Hurt”. Apenas tenía 13 años cuando lo escuché por primera vez y a día de hoy soy incapaz de entender cómo fueron capaces de hacerlo, la producción me parece increíble. Con este disco descubrí las programaciones, las baterías imposibles, los sintetizadores, las distorsiones a un nivel absurdo… Hasta este punto tenía la idea romántica de que un buen grupo aprendía a tocar sus instrumentos y mejoraban a base de no parar de ensayar, que en parte es cierto, pero aquí no había nada de eso, era otra manera de componer totalmente nueva para mí y eso hizo que me estallara la cabeza. Soy fan de toda su discografía y NIN está en mi top de grupos de siempre.

 

7- The Prodigy “The fat of The land” (1997)
A estas alturas ya me había dado cuenta de que la música iba a ser algo muy importante en mi vida y que me apasionaba descubrir nuevos grupos y estilos. NIN allanó mucho el terreno para poder escuchar este disco con la mente abierta y la primera vez que me lo puse no me podía creer lo que estaba escuchando. Por aquella época para mí las discotecas eran lo peor del mundo, música horrible en lugares horribles y en cuanto escuché este disco me cambió el concepto por completo, esto me gustaba, y mucho. Después vinieron Fat boy Slim, Daft Punk y Chemical Brothers pero tengo que agradecer a The Prodigy y a este disco en concreto haberme descubierto el increíble mundo de la electrónica.

 

8- Tool “Lateralus” (2001)
Este es el disco que me enseñó lo que era el rock progresivo, no es un estilo que me vuelva loco pero gracias a él he podido descubrir y entender a muchísimas bandas. El Aenima llevaba un tiempo dando vueltas por casa y me lo ponía bastante pero no sé por qué no tuve la revelación con Tool hasta que escuché el Lateralus. Nunca me había enfrentado a algo así y fue después de verles en La Riviera de Madrid cuando fui capaz de entender la magnitud de este grupo, tenía claro que estaba ante algo único e irrepetible. A día de hoy es uno de mis grupos favoritos y tengo claro que Danny Carey pasará a la historia como uno de los grandes, a la altura de John Bonham.

 

9- Queens of The Stone Age “Songs For The Deaf” (2002)
Para mí este disco lo tiene todo, actitud, hits, frescura, experimentación, producción innovadora y encima cuenta con Dave Grolh, uno de los baterías que sin duda ha creado escuela y que ha hecho historia en nuestro instrumento. Sigo poniéndomelo mucho a día de hoy y me da la sensación que cuando salió fue el disco que dio el adiós definitivo a los noventa y fue el comienzo de una nueva era en el rock. Siguen siendo una de mis bandas favoritas a día de hoy.

 

10- RadioHead “Ok Computer” (1998)
Cuando salía el videoclip de Paranoia Android me encantaba y me parecía una de las mejores canciones que había escuchado en mi vida pero cuando ponía el disco entero me aburría, con el tiempo me di cuenta de que todavía no estaba preparado. Teníamos cientos de revistas musicales en casa y en todas lo calificaban como obra maestra y me frustraba no ser capaz de entender lo que me estaba perdiendo. Me lo ponía de vez en cuando para ver si me enteraba de algo y nada, hasta que un día años después y sin darme cuenta me lo puse y lo vi claro, fue como el que resuelve un problema matemático con el que lleva años peleado. Seguramente Radiohead sea el grupo que más he escuchado en mi vida y este disco probablemente sea el más importante de todos los de esta lista, me abrió la mente de una manera que no lo había conseguido ningún otro y estoy seguro de que me preparó para meterme en el mundo Pink Floyd, y de ahí pasé a los setenta…y de ahí a los sesenta… Phil Selway me enseñó que por encima de cualquier cosa lo más importante era tener tu propia voz.

Recién cumplidos los 18 me di cuenta de que esto era infinito y de que me esperaban muchos años de disfrute musical.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.