Acabamos de vivir la decimoquinta edición del Festival In-Edit, la cual ha alcanzado la nada despreciable cota de 23.000 asistentes, una cifra que le coloca como festival de cine más popular de Barcelona.

Una vez más hemos podido disfrutar de una serie de documentales con temáticas y visiones bien distintas pero cuyo hilo conductor es como siempre la música. El festival está más vivo que nunca, y su programación se ha nutrido no solo de documentales. Este año hemos podido disfrutar de una jornada de presentación de proyectos creativos en la sección Sala de Mescles, y también hemos tenido actuaciones de algunos de los protagonistas de los documentales, como la de Aidan Moffat, el showcase de Steven Munar, la charla-actuación de J. L. Pantaleón tras el documental sobre Coltrane o la desafortunada actuación –apareció en un estado de embriaguez considerable- de Suggs (frontman de Madness), tras la presentación de su biopic, “My Life Story”, dirigido por Julien Temple.

En lo que respecta a los ganadores de esta edición, “Where You’re Meant to Be” (Paul Fegan, 16) y “Ciudadano Fernando Gallego: Baila o muere. El Documental sobre Nando Diskontrol” (Alex Salgado del Tarré y Jorge Rodríguez, 17) han sido los premios In-Edit Internacional y Nacional, respectivamente. El primero se centra en el viaje iniciático del que fuera miembro de Arab Strap, Aidan Moffat. Su cometido en el film se centra en recorrer Escocia en furgoneta reinterpretando clásicos del folk. El paisaje se convierte en el otro gran protagonista del documental. El segundo, en cambio recorre la trayectoria de Fernando Gallego, al que todos conocemos por Nando Dixkontrol, uno de los tótems de las cabinas de las macrodiscotecas de los noventa en España. Y mención honorífica para “Cassette: A Documentary Mixtape” (Zack Taylor, 16).

De nuevo, ha habido cabida para un sinfín de palos. De ahí que los fanáticos de diferentes músicas hayan tenido su momento: los aficionados al jazz, pudieron disfrutar con “Chasing Trane: The John Coltrane Documentary” (John Scheinfield, 16), una biopic que fue un deleite para nuestro oídos. La música de Coltrane no dejó de sonar en todo el documental. Y además, alucinamos con el excelente trabajo de los títulos de crédito y el montaje del documental. Los interesados en el krautrock y el pop sintético seguro que no perdieron la oportunidad de ver “Conny Plank. The Potenctial of Noise” (Reto Caduff, Stephan Plank, 17) la cual nos mostró la personalidad del productor alemán más importante de todos los tiempos a través de la investigación que hace su hijo al reencontrarse con los amigos de su padre tras su desaparición en 1987 a causa de un cáncer, cuando él tan solo era un niño. “Finding Joseph I. The HR from Bad Brains Documentary” (James Lathos, 16) hizo las delicias de los hardcoretas. Se trata de un biopic descarnado que muestra el deterioro de Joseph I, que debido a una esquizofrenia acaba alienado del mundo y se ve obligado a vivir en la calle. Más allá de las tribus musicales, vimos algunos documentales que nos fascinaron, como por ejemplo “Faithful” (Sandrine Bonnaire, 17), por su sinceridad y por el personaje, atractivo en todas las etapas de su vida. “Liberation Day” (Ugis Olte, Morten Traavik, 16) nos impactó por la situación -¿a quien se le ocurre invitar a un grupo como Laibach para conmemorar el 70º aniversario de la independencia nacional de Corea del Norte?-. Y “American Valhalla” (Andreas Neumann, Joshua Homme, 17) nos encantó por la historia –Iggy Pop contacta con Josh Homme de Queens of The Stone Age para que colabore con él en la creación de un disco- y por el gran trabajo de posproducción que en muchos tramos le acercaba a la estética del videoclip.

Enhorabuena, en definitiva, para un festival que en su 15º aniversario demuestra estar en plena forma.