El norteamericano Chuck Berry falleció ayer sábado 18 de marzo a los 90 años de edad en el condado de Saint Charles, Misuri (EE UU). El Departamento de Policía del condado fue avisado de que un hombre se encontraba inconsciente; al llegar al domicilio y tras practicarle técnicas de reanimación, certificaron su muerte que anunciaron a continuación con una nota en redes sociales.

Es el tranquilo punto y final de una vida fascinante que arrancó en Saint Louis (Misuri) un 18 de octubre de 1926, y que a la hora de hacer recuento le señala como padre del rock’n’roll y, por extensión, de buena parte de la música popular de influencia anglosajona del siglo XX en adelante. Elvis Presley pudo llevarse los flashes y los réditos pero en 1955 Berry, el autor de temas universales como Roll Over Beethoven, Johnny B. Good o Rock And Roll Music, ya había registrado su primer álbum para Chess Records cuando Elvis todavía era un proyecto de cantante. Tras unos primeros años de formación en los que se interesó por el boogie-woogie, el blues, el swing y el rhythm and blues, el joven Berry desarrolló un estilo propio que rápidamente le convirtió en estrella y le llevó a aparecer en numerosos programas de TV y películas como Mister Rock and Roll.

La personalidad de Berry fue también severamente modelada por varios pasos por prisión. Concretamente los dos años que permaneció en la cárcel entre 1961 y 1963 marcan el momento de auge del rock’n’roll clásico norteamericano y su declive como consecuencia de la british invasion. Aquellos grupos, con The Beatles y The Rolling Stones a la cabeza, siempre se mostraron fieles devotos de la música de Berry pero su aparición inevitablemente cambió las reglas del juego en lo que al pop y el rock respecta.

En cualquier caso Chuck Berry se mantuvo activo sobre los escenarios hasta prácticamente el momento de su muerte. El pasado mes de octubre, con motivo de la celebración de su 90 cumpleaños, incluso anunció el lanzamiento de un disco durante 2017 que habría de ser  su primer álbum con temas nuevos en 38 años.