Bronski es el trío formado por Miriam Brunet, Jordi Brunet y Javi Roldón, quienes después de haber publicado varios Ep’s, un álbum (“Nuevas posiciones”) y haber participado en algunos recopilatorios, dan el salto con este nuevo trabajo largo, titulado “Bronski” (Junk Records, 07).

Es el momento de la consolidación de una banda que se mueve como pez en el agua por paisajes tan ensoñadores, bellos y balsámicos como elaborados. (Roldón) “Para hacer este disco hemos invertido en comprar equipo, y en tiempo para experimentar, probar cosas. Se nota sobre todo una evolución compositiva y en las letras”. (Miriam Brunet) “Añadiría que se ha notado que tenemos claro el concepto del grupo, lo que queremos hacer. Estamos muy satisfechos en ese sentido”.

“Para hacer este disco hemos invertido en comprar equipo, y en tiempo para experimentar, probar cosas”

En este trabajo se ha dejado de lado un cierto tono de melancolía para dar paso a una tranquilidad que impregna la mayoría de las composiciones, y a este respecto no niegan sentirse cercanos a etiquetas como Morr Music, aunque no estemos hablando de una identificación exacta. (M. Brunet) “Es un todo un poco espontáneo, en este grupo. Surge una improvisación, luego otra improvisación y luego la idea… Veo lo que ha hecho mi hermano o Javi y luego hago algo encima que puede que pegue o puede que no”. A la hora de emparentarse con grupos estatales, citan a Manta Ray o Nacho Vegas como referencias, y hablando de bandas internacionales, queda Sigur Rós en su punto de mira. Por otro lado y como curiosidad, si pudieran escoger sin restricciones a alguien para que remezclara alguno de sus temas, queda DJ Shadow como candidato indiscutible. Pero ahora el grupo anda centrado en dar a conocer sus nuevas canciones y en sus próximos directos, para los que se barajan Granada, Barcelona, Madrid o Valencia como lugares posibles. Pero volviendo a las canciones de “Bronski”, hablamos de “E.C.O.”, un corte contra la cotidianeidad más cargante. (M. Brunet) “Esa canción fue idea de Javi, de grabar todos los ruidos que se escuchan a lo largo de su jornada. Y el mensaje del final viene a decir que todos los días repetimos la misma realidad, la misma rutina, sin plantearnos a veces otras posibilidades”. Por su parte, Jordi Brunet aprovecha para reflexionar sobre el panorama musical en Aragón, y aunque reconoce que aún queda mucho por hacer, sí que percibe un despertar. “Con Bigott, Big City, Silent… hay gente muy buena. Hace cuatro o cinco años no había nada”.