La banda barcelonesa, tras varias maquetas y un año después de formar parte de nuestras fiestas demoscópicas, edita al fin su primera referencia, “Mendetz”, plagada de guiños a la década de los ochenta y que confirma sus oposiciones al estatus de artista revelación de la temporada.

Sinnamon los define como “el grupo más descarado y con más talento” del sello desde su primera referencia, aquellos ingleses con descendencia llamados The Libertines. Su última maqueta triunfó a lo largo del pasado año en el mundo on-line, con más de 20.000 descargas de sus temas en MySpace y más de quince referencias en YouTube, y en el mundo off-line, donde quedaron finalistas del Villa de Bilbao y del Proyecto Demo, además de ganar nuestro galardón a Mejor Maqueta de la edición de Catalunya. Con todas estas referencias, no es de extrañar que las expectativas para su puesta de largo se encuentren rayando el overpromising. Su propuesta, que bebe a partes iguales de la influencia retro de bandas como The Faint o !!! y del imaginario más kitsch de los ochenta –y ahí podemos recordar desde personajes como Chimo Bayo, Rambo o Chevy Chase a nostalgia sonora de fantasía como la que provenía de las bandas sonoras de los primeros juegos de ordenador de Spectrum o Commodore, las máquinas de palomitas o el timbre sonoro tan peculiar e irrepetible del instrumento que constituye el alma de Mendetz, aquel inefable Casiotone- ha ido calando hondo entre el magma de medios, blogs y público que forman ese ente abstracto afín a la música alternativa.

“Son más agradecidos los ochenta que tratar de fusionar Rage Against The Machine y Nirvana”

Finalmente llegó el fichaje por Sinnamon (“gracias, en gran parte, a la intermediación de Dj Amable, al que le entregamos una maqueta, que le encantó, y se la hizo llegar a los responsables del sello”) y, unos meses después, el resultado. Un disco homónimo, de diez temas, que genera varias sorpresas para los conocedores de las maquetas de la banda. La primera, que el compacto no contiene temas no grabados hasta ahora, sino que recopila cortes de sus maquetas anteriores, centrándose lógicamente en los de su última propuesta, “Demo ’05”, editada hace ya más de un año. Nos lo explican Pablo (batería) y Stéfano (guitarra y voz), nuestros interlocutores: “Es cierto que en un año podríamos haber compuesto nuevos temas y utilizarlos para el disco. Algo nuevo tenemos, pero tampoco mucho, porque hemos estado tocando prácticamente desde que editamos la última maqueta; así que hemos preferido centrarnos en las canciones con las que nos sentíamos más seguros”. Limitarse a los temas ya editados ha permitido al cuarteto concentrarse en “mejorar el sonido, pulirlo y darle un nuevo acabado a los arreglos de los temas más antiguos, que han mejorado de forma ostensible”. Segunda sorpresa: se quedan fuera del minutaje la versión Casio-punk de “Eleanor Rigby” de los Beatles y uno de sus mejores temas, “Beat It”, ese ejercicio de memoria por el que deambulan algunos de los nombres (Patrick Swayze, Dan Aykroyd, Rick Moranis…) que más nos divirtieron en los filmes más injustamente olvidados de los ochenta. “’Beat It’ es uno de nuestros primeros temas y ya no nos sentíamos cómodos con él. Quizás lo grabemos más adelante, pero los arreglos, la melodía, toda la canción en sí misma nos ha acabado cansando. En cuanto a las versiones, tampoco está la otra que hacemos, ‘Blue’, de Eiffel 65. Se ha tratado de una cuestión de derechos, básicamente”. La portada del disco vuelve a dejar al desnudo sus influencias más profundas, mostrando un diseño en negro azul y violeta que nos traslada directamente a la escenografía del filme “Tron”. “Bien visto. Esa Era exactamente la intención. Queríamos hacer un homenaje al film, pero en forma de guiño, que sólo lo descubrieran las personas más afines a ese imaginario”. Un imaginario que desvela la procedencia de la inspiración de la banda. “Es evidente que nuestras influencias se encuentran en la proto-electrónica y en los ochenta. Es la década que generó los sonidos que nos emocionaron de pequeños. Y puestos a mezclar propuestas, siempre es más agradecido eso que tratar de fusionar Rage Against The Machine y Nirvana”. Tras la edición, prevista para finales de octubre pero retrasada finalmente hasta el próximo 7 de noviembre, llegará de nuevo el momento de subirse a la camioneta de gira y volver a recorrer todo el estado presentando su original propuesta, algo que ya han estado haciendo a lo largo de los últimos veinticuatro meses, con “anécdotas de lo más variado, y en situaciones que se te presentan donde te das cuenta de que la España profunda realmente existe. El mejor recuerdo que conservamos es el de Hellín, Albacete, que nos brindó la típica noche que rememoras durante décadas: concierto increíble, borrachera de vicio y todo en un contexto medieval impresionante”. Más allá de los bolos, Mendetz también han tenido la oportunidad de actuar en el reciente Summercase y de telonear a The Rapture en su última gira por nuestro país. En cuanto al disco, prepárense a verlo bien posicionado en las principales listas de lo mejor del año, apartado nacional.