Los gallegos acaban de poner en circulación bajo el título de “El hombre del siglo V” (Mushroom Pillow, 07) una colección de temas que nos descubren los cercanos inicios de la banda. En el disco incluyen piezas inéditas, demos y un tema nuevo grabado para la ocasión.

Casi simultáneamente a la edición de su primer disco en México, Triángulo de Amor Bizarro nos entregan un montón de canciones que habían quedado en la recámara sonora de la banda. Hablamos con Rodrigo, vocalista y guitarra del grupo, a quien sacamos de un breve descanso en medio de su intensa gira para que nos comente acerca de este lanzamiento. “El tema era soltar un montón de cosas que habían quedado grabadas y que fue una pena para nosotros que no salieran. Digamos que así todo lo que teníamos ya está por fin editado”.

“Nos está funcionando bien lo que estamos haciendo”

Me pregunto si el querer airear todo el material de sus dos maquetas, así como publicar los descartes de su primer disco no significará un cambio de estilo en lo próximo a publicar. “Todavía no lo sabemos. Le queremos dar bastante trabajo intensivo porque queremos tener algo que nos guste lo antes posible. No nos estamos planteando si cambiar o no. Vamos haciendo lo que nos vaya gustando en cada momento, y por ahora lo que nos sale sigue bastante el rollo de nuestro primer disco. No ha pasado tanto tiempo desde entonces, seguimos siendo los mismos y no ha cambiado nada, por lo menos para cambiar el estilo. Nos está funcionando bien lo que estamos haciendo, pero, vaya, ya te digo que no vamos a forzar ni para cambiar ni para seguir igual”. Que el productor Carlos Hernández haya metido mano a las grabaciones originales no significa que no fueran válidas. Al contrario, sorprendía la calidad de aquellas tomas. “Lo que se ha hecho con Carlos es masterizarlas, porque las había masterizado yo… bueno, masterizar… (risas). Pero algunos de los temas, caso de “Pantalones abajo marinero”, se han grabado de nuevo. “La hemos recuperado porque no nos gustaba mucho como había quedado la mezcla. La rescataremos ahora para el directo. Por ejemplo, ‘El hombre del siglo V’ no habíamos acabado de grabarla. Digamos que las hemos acabado respetando como eran”. Para los que no tuvieron la suerte de escuchar aquellas primeras demos de los gallegos, este disco es un regalo, sobre todo porque saldrá a precio reducido. Como aquel “Barbed Wire Kisses” de The Jesus And Mary Chain, es un complemento perfecto para indagar en la que ha sido una de las apariciones en escena más celebradas de los últimos años. “Nos sentimos muy orgullosos de cómo quedaron esas maquetas. Además tienen un sonido bastante distinto y nos parecía buena idea publicarlas”.