MondoSonoro Discos

Sólo hay algo en el cuarto álbum de Flying Lotus que pueda jugar en su contra: el hecho de venir precedido de “Cosmogramma” (2010); un disco revolucionario en muchos sentidos, como en su momento ocurrió con “Selected Ambient Works 85-92” de Aphex Twin o “Endtroducing…” de DJ Shadow. También cabría añadir que entonces estábamos ante un trabajo suspendido en el espacio, mientras que en “Until The Quiet Comes” Steven Ellison parece bajar a la tierra para entregar un material que responde parcialmente a una cultura de club, a un contexto más definido y, por eso mismo, también más accesible. El propio FlyLo ha señalado que el rock progresivo y la psicodelia han jugado un papel importante, pero una vez repasados estos mágicos tres cuartos de hora (sí, igual que “Cosmogramma”) es una anécdota hablar de una u otra influencia. También de las colaboraciones (Niki Randa, Thundercat, Laura Darlington, Thom Yorke o Erykah Badu), siempre al servicio del espíritu global de esta nueva ‘suite’ del productor angelino. Beats gordos como toneles, profundidad que zumba, terciopelo y lija, ritmos dislocados, hip hop abstracto (bienvenida sea su reconciliación con el género), arrebatos de free jazz, lentejuelas para una película de Fellini y también ciencia ficción. Los ingredientes que conocíamos, en suma, pero en distinta proporción, rebajando la densidad un par de grados, como quien convierte agua en aceite. Auténtico oro líquido.

MÁS SOBRE FLYING LOTUS
  • Anónimo

    / Si el f#,no pertenece a la ,entonces como formo el acrode re mayor,de la tonica,que es re a f#,van 2 tonos,o sea 3 mayor,no es asi?. Gracias por su explicacion,y que pasen buen dia. un amigo. Hector l.ordonez.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies