MondoSonoro Discos

Ciertos problemas llevaron a Ramón Rodríguez a sentirse preso en su propia casa, lo que le animó a volver a componer sin ningún atisbo de presión. El aburrimiento es lo que tiene, pero bendito sea porque gracias a ello el artista nos trae un disco de lo más certero en el que se manifiestan por igual el cantautor de aquel “A propósito de Garfunkel” que le dedicaba preciosas palabras al (des)amor y el Ramón sonoramente más rotundo que brillaba en “L’Antartica” de Madee. Autoproducido y prácticamente grabado en su hogar, “Oh, Rompehielos” supone su vuelta al sello Bcore. Y lo que es más importante, tras aquel “Tinieblas, por fin” que hace dos temporadas le sirvió para escupir su desencanto con el mundo, el catalán en esta ocasión retoma su prosa romanticona (como de costumbre proliferan los desencantos amorosos, aunque también hay aquí espacio para retazos algo más optimistas como el de “Moneypenny”) en el que es su mejor trabajo en años.

El potencial de piezas como “Quimera”, “Reina del Amazonas” o “El Yeti” (las tres con referencias a personajes de la mitología de las novelas de aventuras que tanto le pirran) resulta incuestionable. Del mismo modo que esos medios tiempos algo ariscos como el tema titular o la preciosa “Desencuentros” en los que la guitarra acústica nuevamente acapara el protagonismo para gozo de los fans más acérrimos del primer The New Raemon.

MÁS SOBRE THE NEW RAEMON

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies