MondoSonoro Discos

En su tercer disco, el más maduro y menos hedonista, la banda de Zestoa asume la fuerza de su demoledor directo. Con un sonido más crudo y menos arreglado, afrontan un giro hacia la frescura inicial de su debut influidos por grupos como Is Tropical, Foals o Reptile Youth y productores como Flood o Alan Moulder. El quinteto parte del pop-rock con ascendencia anglosajona y del synth pop marcas de la casa para coquetear con el power pop y el post punk, ahondar en la senda de electrónica ochentas y confrontar sintetizadores retro con el protagonismo de unas guitarras atronadoras. Lo mejor: el regusto dub de “Impares”, la reminiscencia dubstep de “Mork”, el regreso al sonido “Wendy” de “Indecisión” o la ficción en “Lopan”. Las letras resultan más reflexivas, marcadas por el dilema entre seguir los sueños o resignarse a la realidad. “Resucitar al animal se convirtió en mi obsesión… Ayer busqué un hogar y se transformó en mi prisión”. ¿Será la crisis de los treinta?

MÁS SOBRE GRISES

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies