MondoSonoro Comics

La verdad es que, aunque su obra es amplia y de temas variados, cada vez que uno piensa en Paco Roca se lo imagina trabajando ahí, en su casa, dibujando y escribiendo con el pelo enmarañado y su pijama a rayas, desayunando mientras completa un diálogo, echando casi una cabezadita cuando sufre un momentáneo y fugaz síndrome de la hoja en blanco. Quizás sea porque a él le apeteció en algún momento que le acabásemos viendo en esa situación, alejado de los focos en cuerpo, pero muy cerca nuestro en alma gracias a sus historias en pijama.

Y es que lo que inicialmente empezó casi por casualidad se ha acabado convirtiendo en una divertida trilogía a lo largo de la que nuestro autor favorito nos ha hecho pensar y sumergirnos en asuntos muy distintos sin momentos épicos, ni excesos, sino con tota la sencillez y toda la sinceridad de la que uno puede hacer gala al trasladarse a si mismo al papel. Lo consiguió con “Memorias de un hombre en pijama” (Astiberri, 11), en “Andanzas de un hombre en pijama” (Astiberri, 14) y lo consigue de nuevo con “Confesiones de un hombre en pijama”.

“Confesiones de un hombre en pijama” recoge una vez más tiras que aparecieron en El País Semanal y en Academia, añadiéndole dos historias nuevas e inéditas (una de ellas, de casi una veintena de páginas, mucho más combativa de lo que Roca nos tiene acostumbrados). El resultado, una vez más, se disfruta con facilidad. Roca no pretende más que hacernos partícipes de sus dudas  y problemas cotidianos, compartir con unos lectores a los que un autor jamás pone cara una parte de su vida diaria, aquella que, en ocasiones, acaba pasando de un segundo plano a un primer plano. En eso Roca es un maestro, porque todo parece natural, increíblemente natural, nos esté hablando de sus manías durante los viajes promocionales o enfrentándose al oficinista que le atiende en el banco con el que gestiona su hipoteca. Nos lo imaginamos en aquellos momentos, nos lo imaginamos diciendo exactamente lo que dice en las viñetas, y eso sin duda es un logro en estos tiempos de fachadas y redes sociales prepotentes y presuntuosas. La despedida por la puerta grande, sensible y natural, de una obra que se ha hecho querer.

A propósito, en breve se estrenará adaptación a la gran pantalla de la trilogía, así que estén atentas y atentos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies