Paso a paso, David Sánchez se ha consolidado como uno de los artistas más personales del cómic español. Su todavía reciente Un millón de años (Astiberri, 17) es, sin duda, uno de los trabajos del año, por ello aprovechamos para interesarnos por sus gustos musicales.

¿Cuál es el disco más importante de tu vida, el que más veces has escuchado…?
Supongo que el primer disco de The Doors. Lo llevo oyendo desde 1991 y me sigue gustando muchísimo. En realidad te podría decir toda su discografía, pero supongo que el que más veces he oído es el primero.

Podrías decirnos un disco que descubriste por tus padres y que todavía te encanta…
No, lo siento, mis padres son muy mayores y sus gustos musicales están muy lejos de los míos. A mi padre sólo le he visto escuchar a Juanito Valderrama y mi madre era muy fan de Radio Olé, lo ponía a todo trapo para despertarme cuando yo era adolescente y dormía hasta las dos de la tarde. En este caso podría sustituir a mis padres por mis hermanos, con los que me llevo bastante diferencia de edad. En este caso, el disco sería “The Wall” de Pink Floyd.


Un disco que más escuchabas de pequeño y que ahora puede considerarse un guilty pleasure…
Me gustaban muchísimo Genesis y Phil Collins. Conservo bastantes vinilos de Genesis. Recuerdo que Abacab de Genesis me parecía buenísimo, pero lo he vuelto a escuchar y he descubierto cómo ha cambiado mi criterio. Ahora bien, hay un disco que me encantaba de pequeño y al oírlo ahora me sigue pareciendo bueno pero por algún motivo me avergüenza un poco y es “The Rythm Of The Saints” de Paul Simon, tiene una canción que me parece buenísima: She Moves On, la estoy escuchando ahora mismo. ¡Me encanta!

El primer disco que escuchaste completo en tu vida…
Pues tiene que ser “Bad” de Michael Jackson o “Brothers In Arms” de Dire Straits, uno de esos dos. Bad fue el primer disco que me compré, eso seguro, pero “Brothers In Arms” lo tenía grabado en cinta y no puedo recordar cuál tuve primero.

Un disco importante de la historia del pop que no te gusta demasiado, y el motivo…
“Blonde On Blonde” de Bob Dylan. No soy muy fan de Dylan, de hecho le tengo bastante manía, aparte de que no me parece uno de sus mejores discos (a mí los que me flipan son “Desire” y “Pat Garrett And Billy The Kid)” tiene una canción que no me gusta nada y también es muy típica:”Just Like A Woman”.

Un disco que tus lectores jamás imaginarían que te encanta…
“The Sound Of Silence” de Simon And Garfunkel es uno de mis discos favoritos, me encanta. Lo que ocurre es que una vez lo comenté en Facebook y hubo sorpresas, no sé por qué.