Tercera  entrega del diario de viaje del cantante y guitarrista catalán Sergi Cochs (COX) que anda enfrascado en su proyecto de cruzar el Atlántico a bordo de un pequeño velero y componer su segundo disco en solitario con músicos de diferentes países a los que verá cuando llegue a cada uno de los puertos de su travesía. En este nuevo capítulo de este cuaderno de bitácora nos narra su trayecto hasta el  archipiélago de Cabo Verde

Si quieres leer la primera y segunda entrega de esta serie lo puedes hacer en este mismo link.

Calaca, un sueño hecho realidad, una travesía en velero por el océano Atlántico.

Llevamos 8 dias bordeando África, 850 millas, unos 1500km desde Canarias a Cabo Verde. Hemos dejado a babor el Sahara Occidental, Mauritania y ahora al llegar, en unas horas, tendremos Senegal a pocas millas. El barco se nos llenó de arena roja del desierto durante dos dias, pero el viento se encargaba rápidamente de disiparla casi toda.

Musicalmente hablando van apareciendo esbozos en mi cabeza que voy grabando en el móvil. La grabadora es mi eterna compañera, allí grabo cientos de ideas, la mayoría no sirven para nada, pero algunas de ellas acaban siendo la semilla de una canción, de hecho también me ha ocurrido que algo que en el día en que se grabó me pareció una tontería, con el paso del tiempo, cualquier otro día en el que me dedico a trastear grabaciones pasadas aleatoriamente, aparece esa pequeña idea. En ese momento me encanta y acaba siendo una canción o parte de alguna otra.

En la época que no había móviles recuerdo cuando de pronto me surgía una idea en plena calle corría a una cabina telefónica de esas que ya casi no existen, metía una moneda, me llamaba a mi propia casa y dejaba la idea grabada en el contestador. Al no saber leer ni escribir música, todo lo hago con la voz, tanto letras como sonidos de instrumentos que luego se plasman con instrumentos de verdad.

Cuando lleguemos a Cabo Verde me centraré los primeros dos días en grabar un par de ideas en el ordenador con alguna base simple, mi guitarra e igual un teclado. Composiciones que queden bien abiertas para cuando nos veamos con los dos músicos que me voy a encontrar y podamos jugar sin que haya una dirección muy fijada.

Las “Mornas” según tengo entendido es la música caboverdiana por excelencia; espero poder atrapar un poco de su espíritu en estas grabaciones para ir sumando sonidos a este viaje, un viaje hasta ahora lleno de complicaciones, pero también de momentos muy bellos que al fin y al cabo son los que importan de verdad.

Capitán Cox