El nuevo EP, que verá la luz el 30 de junio, será el primero de una serie de mini-documentales o cortometrajes en los que el productor -y su banda- pondrá música a una serie de entornos. Esta primera parte se grabó en EE.UU. justo antes de su última gira.

El proyecto de Floating Points pretende reflejar en música y sonido los elementos visuales de un entorno o paisaje determinado, y en este caso la inmensidad, la dureza y la soledad se convierten en composiciones dinámicas que recrean de manera simbólica la experiencia de estar en el desierto de Mojave. Ya se había anunciado hace unas semanas su proyecto “Reflections- Mojave Desert”, del cual han presentado la primera canción, “Silurian Blue”. Ahora vienen con “Kelso Dunes”, que ejemplifica a la perfección la idea del proyecto en el que se han embarcado.

Floating Points actúa dentro de unas tres semanas, el 7 de julio, en el NOS Alive de Lisboa.