Estrenamos  “The End Of The Story”, un Ep en directo de The Loud Residents. Se trata de tres temas significativos en la carrera de la joven banda malagueña por diferentes razones y que abordan desde una perspectiva purificadora. Un antes y un después.

El directo de The Loud Residents siempre les ha precedido: incendiario, rabioso y reminiscente. Es por ello que ahora que la banda afronta un nuevo horizonte con Sixto y Juan al frente quieren hacer borrón y cuenta nueva con “The End Of The Story”. Un trabajo que llega acompañado del siguiente manifiesto:

“Este EP en directo se ha lanzado después de un año y medio desde su grabación debido a todas las dificultades que entraña mantener con vida una banda 100% independiente compuesta por estudiantes. Todas las canciones han sido publicadas previamente en otros trabajos de TLR, además, estas versiones en directo fueron publicadas en YouTube con sus respectivos vídeos hace un mes, pero nos hacía ilusión presentarlas en un mismo EP . No somos fans de la relación artista-Spotify, aunque nos hemos visto -y nos veremos- obligados a tener que recurrir a dicha plataforma; independientemente, consideramos que este trabajo tiene un carácter más espontáneo, íntimo y privado – no hay grandes pretensiones en él. Por ello, hemos relegado su publicación ‘online’ exclusivamente a esta plataforma.”

Tres temas que no han sido elegidos al azar, cada uno tiene su intrahistoria en el devenir de una banda que fue elegida Demoscópica en 2013 junto a Trepàt y Nunatak. Ellos mismos nos descifran el por qué de cada una de las canciones elegidas.

The End Of The Story
‘The End Of The Story” es una canción que se publicó en nuestra primera demo, allá por 2013. Provisionalmente se llamó ‘Manolito’; no sé, típica canción a la que no le pusimos nombre hasta el último momento. La compuse al poco de cumplir los 15 años tras un flechazo “prepúber” fallido. Vaya por Dios.
De todas las canciones de las demos, ha sido la única que ha sobrevivido y que consideramos que está a la altura para seguir tocándola. Siempre solemos abrir los conciertos con ella. En esta versión en directo la cagamos en la intro, da un poco de vergüenza ajena, pero no pasa nada, representa bien nuestra torpeza.

Verlaine
Fue el tema guay del EP ‘For You, Lovers And Sinners’ (2015), aunque nos daba un poco de miedo que a la gente aburriese por el hecho de que durase más de 5 minutos. Llegamos al local de ensayo y al colgarme la guitarra, mientras probaba el sonido, toqué el riff en modo piloto automático – a veces toco Sweet Child O’Mine o cualquier mierda que se me venga a la cabeza. Pues, bueno, toqué el riff, a Manolo le gustó y de manera intuitiva sacó esa línea de bajo tan ‘groovie’; Juan, por primera vez en la vida, tocó una batería suave, elegante y sexy. Y qué bien lo hizo. Después estructuramos la canción en torno a la letra que escribí mientras pensábamos en los Weezer de Only In Dreams, en los Pixies de I Bleed y en Dinosaur Jr.

Sex Sex Sex
‘Sex Sex Sex’ es una canción difícil: muy oscura, taquicárdica… También es del EP. Fue la primera que compusimos de cara a su grabación, al menos, un año antes. Se trabajó bastante y se tocó en un montón de conciertos antes de entrar al estudio. A la banda siempre nos gustó mucho, sobre todo de cara al directo – aunque siempre nos haya costado encajarla en el set list; es la más diferente de alguna manera.
Quisimos acercarnos a Fugazi y Sonic Youth (puede que a Joy Division también); no sé si salió, pero nos moló tener una canción así, más enérgica, mucho menos pop. Esta versión en directo es bastante decente en comparación con la de estudio, es menos fría.