Del 15 al 23 de julio se celebra en Cartagena la vigésimo segunda edición de La Mar de Músicas. Este año Suecia es el país invitado en una travesía por la cultura musical del planeta con navegantes como Julian Marley, Tindersticks o Cheikh Lô. El cantante y compositor senegalés, en su único concierto en nuestro país, recibirá el premio especial LMM.

Cheikh Lô es una de las grandes figuras de la música senegalesas y por extensión, africana. Cantante de voz singular, guitarrista, batería y excelente compositor, ha construido en sus más de cuarenta años de carrera, y con tan solo cinco discos, una propuesta única y personal. Además su aspecto alto y delgado, con largos dreadlocks y siempre vestido con ropas coloristas, pero elegantes, lo distinguen por pertenecer a la hermandad sufí musulmana Baye Fall, que creen en la paz y la tolerancia. Panafricanista tanto por ideas, como en su música, es uno de los artistas más exitosos especialmente en Europa. Su reciente quinto disco, “Balbalou” es otra muestra de su calidad. Justamente este año el festival La Mar de Músicas de Cartagena le adjudica en su edición 22ª su premio especial. Aunque recientemente también le han concedido el “Prix du Meilleur Artiste Folk au Sénégal” y el “WOMEX Artist Award”. Le preguntamos por ello al propio Lô: Me hacen mucha ilusion los premios, porque así también se premia la música de Senegal y la cultura africana, y eso es lo más importante. Es un premio que ofrezco a toda mi gente, a la hermandad de los Baye Fall a los que canto y dedico mis canciones allá donde voy”.

CheikhLo

Me hacen mucha ilusion los premios, porque así también se premia la música de Senegal y la cultura africana, y eso es lo más importante”.

Justo en La Mar de Músicas dará un concierto especial junto a invitados como Flavia Coelho, Tony Allen, Pee Wee Ellis y Raül Fernández “Refree”. Son amigos con los que he colaborado en diferentes proyectos a través de la música. El concierto será con mi N´Diguel Band, y los invitados estarán en diferentes canciones. Será un concierto único”. Pues sus discos también son únicos, el mencionado “Balbalou” es un trabajo precioso y variado, donde hay ritmos afrocubanos, mbalax senegalés, funk y jazz africano y hasta sabores brasileños. Pero ¿por qué hace un disco cada cinco años?. “Me gusta desarrollar las canciones, dejarlas crecer y penetrar en el imaginario de la gente que me sigue. No veo los discos como un producto que caduca, sino como una obra más que se añade a mi cancionero”. Y si en sus composiciones los ritmos tienen gran importancia, las letras no lo son menos. “Son un elemento fundamental y deben estar acompañados por la música. Un mensaje directo, requiere de música directa. Puede ser un texto duro, como en “Coup d´Etat” o “Baisson Les Armes”, pero asociado a una música alegre, de ritmos africanos y cubanos. Los problemas hay que mirarlos con positividad y no con violencia”. Esos mensajes positivos parecen resumirse en una notas que aparecen en el libreto del disco que dicen: “Diferentes colores, un pueblo. ¡Que viva la música y la cultura en general!”. Por eso cuando le hablamos de los fundamentalistas islamicos del norte de Malí que pretendían prohibir la música, nos dice: ¿Cómo prohibir la música? es como prohibir respirar. Significa la muerte. Los que tienen esas ideas, son gente que están muertos en vida. A ellos solo puedo cantarles y decirles que están equivocados”.

Cheikh Lô actuará el lunes 18 de julio en el Auditorio El Batel de Cartagena.