El escenario adidas Originals fue uno de los pilares de la programación del festival en lo que a grupos estatales y de guitarras se refiere, un pretexto perfecto para celebrar la reedición de su silueta Samba.

Hablamos de un escenario pequeño, ubicado en una esquinita del gigantesco recinto del Primavera Sound. Ahí tuvieron lugar los directos arrolladores de F/E/A, DobleCapa, Vulk, Royal Blood, ZA!, Anna Von Hausswolff, Oso Leone, Zeal & Ardor, Here Lies Man, Yellow Days, Shellac, La Banda Trapera del Río, Omni, Rolling Blackouts Coastal Fever, Watain o Mujeres, por citar algunos de los más destacados.

Esta nueva edición del festival suponía la celebración del regreso de una silueta clásica: las adidas Samba y, en especial, de su versión femenina, las Samba Rose, una reinvención de la clásica silueta Samba exclusiva para mujeres. Y es que las Samba tienen su origen en el fútbol sala de los 50, a ello deben su suela de plataforma. Las nuevas Samba Rose, no obstante, se presentan en un contexto más elegante y femenino, con un material de piel más suave y la construcción de la clásica puntera en forma de T reemplazada por una costura en zigzag.

Las encargadas de presentar el regreso de las Samba en el Primavera Sound fueron Hinds. La banda de garaje-pop de Madrid más internacional de nuestro país abrió la jornada del jueves 31 de mayo en uno de los escenarios principales, uno de los más grandes del festival. El cuarteto madrileño calzando las Samba ante miles de personas, presentó las canciones de su nuevo disco “I Don’t Run” con esa mezcla de descaro y de hedonismo que define su ADN. Una presentación en sociedad soñada para el regreso de unas adidas legendarias.

El rescate del modelo Samba y el hecho de asociar su retorno a un contexto musical, nos recuerda la importancia que han tenido las zapatillas deportivas adidas dentro de la historia de la música. La escena rap neoyorquina de los ochenta las hizo suyas. Y uno de los grupos más destacados de esa quinta, Run-DMC, les rindió tributo en una canción, la divertida e icónica “My adidas”. En los noventa el modelo Gazelle fue uno de los elementos más emblemáticos del brit-pop. The Stone Roses, Oasis y Blur, entre otros, salían al escenario con ellas, eligiendo su color favorito. Hace pocos años, las Stan Smith volvieron para quedarse, y los grupos de pop independiente salidos de Brooklyn como The Drums y The Pains Of Being Pure At Heart, las eligieron es sus outfits como zapatillas favoritas. Con su regreso, el modelo Samba, de buen seguro, se convertirá en poco tiempo en una de las sneakers más habituales en las salas de conciertos y los festivales de música. Echa un vistazo a la nueva colección de adidas Samba aquí #SAMBA #SAMBAROSE