Tú eres la camarera de mi amor
Entrevistas / Belle And Sebastian

Tú eres la camarera de mi amor

Eduardo Ponte — 21-10-2003
Fotógrafo — Archivo

Se les acostumbra a tachar de repetitivos y la verdad es que, a primera vista, "Dear Catastrophe Waitress" no dista demasiado de sus cuatro precedentes. Sin embargo, una inspección menos superficial muestra que sí hay diferencias; no radicales, desde luego, pero sí apreciables. Richard Colburn (batería) habla de ellas y de lo que la edición de este álbum supone para el grupo.

Lo fácil con ellos es evidenciar que el interés de sus grabaciones y sus conciertos ha ido decayendo paulatinamente. Pero lo fácil no es, desde luego, lo más justo. "Dear Catastrophe Waitress" no es ningún golpe de efecto inesperado, ni tampoco su mejor álbum, pero luce orgulloso destellos de calidad. "Para ser honesto, las principales diferencias están más en el sonido que en los arreglos, es como una progresión de nosotros mismos. Usamos muchos músicos diferentes para las cuerdas y los vientos, como parte de un proceso de continuación más que como un relleno, dándonos cuenta de las cosas por nosotros mismos, razonándolas y empujando las canciones hasta el límite". Fruto de este proceso de apertura, dos son las canciones que más se distancian del sonido marca Belle And Sebastian: "Step Into My Office, Baby" y la larguísima "Stay Loose", que abren y cierran respectivamente el álbum.

"Hay tantos estilos musicales interesantes que queremos probarlo todo"

"Dada su propia naturaleza, "Stay Loose" fue muy difícil de grabar. Teníamos la lista con todas las canciones y propuse descartarla, pero todos insistieron en que era justamente la que debía entrar. Comenté que no me la sabía y que no me apetecía que estuviera en el disco, pero entonces todo el mundo empezó a tocarla y no tuve más remedio que aceptarlo (risas)". Belle And Sebastian han pasado en momentos muy diferentes por los dos festivales barceloneses. Estuvieron en el BAM en la época de "If You´re Feeling Sinister" (Jeepster, 96) y en el Primavera Sound 2003. El directo ha sido, curiosamente, una de las grandes bazas del grupo al descender el interés de sus discos, pero a la vista de su (decepcionante) última actuación barcelonesa, toca revisarlo. "Vamos a tener un mes de pre-producción y de puesta a punto de las nuevas canciones. Hay algunas que es difícil trasladarlas al directo porque tienen muchos instrumentos y armonías vocales. Las cuerdas serán relativamente sencillas, porque tenemos sección de cuerda, pero luego están los vientos, los sonidos más electrónicos, las armonías... va a ser un reto, pero un reto positivo. Empezaremos a girar en octubre y creo que estaremos por aquí a principios del año que viene. Disfrutamos tocando en directo, aunque no siempre fue el caso. Al principio era un problema, pero lo afrontamos y aprendimos a proyectarlo, aprendimos a encontrar la posición adecuada del grupo". Aunque para muchos pueda pasar desapercibido, en su discreto y despreocupado segundo plano, Richard Colburn es una pieza importante en el sonido de Belle And Sebastian. Fan de los sesenta y los setenta, en su manera de tocar un instrumento como la batería también se pueden encontrar claves de un certero estilo de hacer canciones. "Me encanta la música como apoyo. Todo es mucho más comprensible si tocas para la canción, más para la voz que para la música, de manera que la historia que cuenta la letra pueda llegar a su destino. No tocamos de manera que todo suene demasiado lleno, intento que todo el mundo tenga la oportunidad de colocar su arreglo, y la canción gana con ello". Richard es objetivo, y también sincero. Sin demasiados tapujos, el batería reconoce que pueden haber perdido algo con respecto a aquellos discos iniciales que no sólo eran buenos, sino devastadoramente "especiales", y de paso presenta un cuadro aproximativo de la trayectoria de Belle And Sebastian. "Posiblemente hemos perdido algo, pero a cambio hemos ganado algo más. Los tres primeros discos estaban compuestos en su totalidad por canciones de Stuart. En ´Tigermilk´ éramos sólo una banda de apoyo en estudio para las canciones, no éramos un grupo real, sino un colectivo o algo así. No esperábamos hacer más discos después de aquél, pero fuimos muy afortunados de que a la gente le gustase y que los sellos se interesasen por nosotros. ´If You´re Feeling Sinister´ es un increíble conjunto de canciones escritas por Stuart. Funciona realmente bien como álbum, porque sólo tiene diez canciones y es fácil de digerir, como los discos clásicos de los sesenta y los setenta. Los mejores discos son aquellos concisos y que contienen los mejores elementos. Pensamos en hacer un álbum así esta vez, pero teníamos tantas canciones que resultó difícil seleccionar entre ellas". Así pues, renunciando a ese disco "especial" -que tampoco se esperaba ya-, lo mejor de los Belle And Sebastian actuales está en el entusiasmo con el que viven todo lo relacionado con su música. "Éste es uno de los períodos más felices en el grupo. Estamos en un nuevo sello (ndr.: Rough Trade, tras la desaparición como sello de Jeepster), hemos grabado un disco con el que estamos satisfechos, disfrutamos tocando en directo y estamos mejorando como grupo. Estamos deseando experimentar de nuevo y ver qué pasa con el próximo disco. Hay tantos estilos musicales interesantes, que queremos probarlo todo".

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.