Te imaginas que una misma banda te pudiera ofrecer post-punk, pop, post-rock, new wave y post-hardcore a partes iguales? Pues ya no hace falta tirar de fantasías porque ¡Forward Russia! Lo hacen posible. Su disco de debut, el fresco “Give Me A Wall” (Dance To The Radio/Sinnamon), se deja gustar a la espera de que nos enfrentemos a su directo este mismo mes. Este mes tocan en España. El 9 en Madrid (Moby Dick) y el 11 en Barcelona (Razzmatazz 3).

Mientras llega a las tiendas el nuevo disco de Bloc Party podremos disfrutar de lo lindo con una colección de pelotazos como los que contiene este “Give Me A Wall”, el disco de debut de la que se va a convertir en la banda más importante que haya salido de Leeds desde Kaiser Chiefs, salvando las distancias. Y es que poder disfrutar de temas como “Eighteen” -su próximo single- es toda una suerte en los tiempos que corren, en los que clónicos de Franz Ferdinand campan a sus anchas en las listas de pop alternativo de medio mundo. Hablamos con Whiskas, su batería, y uno de los responsables máximos del sonido de este joven cuarteto. Y para empezar le preguntamos por un título como éste para un disco lleno de canciones con nombre de números. “Hemos escogido el título ‘Give Me A Wall’ para el álbum porque ‘déme una pared’ representa a la perfección el trasfondo común que hay detrás de todas las letras del disco. Mientras que el tema de los números es para que la gente encare las canciones sin que tengan una idea preconcebida de su contenido”.

“Poder hacer giras por todo el mundo es algo con lo que he estado soñando toda mi vida”

En el disco hay sobre todo un poso de punk, post-hardcore y pop. De hecho se trata de un trabajo que se ha desarrollado a lo largo de más de un año. Algunas de las canciones fueron compuestas hace mucho tiempo y quizá sea esta la razón por la cual nos encontremos con un amplio abanico estilístico. “La verdadera razón, más bien, es que hay un montón de influencias distintas. Nosotros estamos influenciados por montones y montones de cosas, y además a todos nos gusta música diferente”. En este sentido, quizás sus primeras canciones eran más crudas, cercanas al post punk de principios de los ochenta. Pero sus temas más recientes están mucho más orientados hacia el punk funk. Cuando le pregunto si existe alguna razón especial para ello no lo acaba de ver de esta manera. “Hmmm, no creo que sea así. Nuestro primer material estaba mucho menos basado en la forma de la canción. Muchas de las últimas canciones que hemos escrito están muy cerca del post-rock, o si me apuras del heavy común. La última canción que escribimos para el álbum fue ´Nineteen´, que fue escrita alrededor de un loop de bajo y batería, utilizando aparatos electrónicos”.

Con toda certeza, Paul Tipler (Stereolab, Idlewild, Placebo) ha obtenido buenos resultados con la producción de este disco Pero ¿cómo habrá sido trabajar con él? Sobre todo teniendo en cuenta que provienen de la cultura del do it yourself. “Es un tío guay -mientras te contesto a las preguntas estoy junto a él en el estudio, grabando el nuevo single-. Tiene una especie de actitud innata para grabar. Nos conocimos porque nos lo recomendaron un montón de amigos, y luego descubrimos que había trabajado con muchísima gente a la que conocíamos. Además, la lista de grabaciones en las que ha dejado su huella en el pasado es fantástica”. En el año 2004 Tom y Rob estaban en una banda llamada Black Helicopters. ¿Qué estabais haciendo los otros dos en aquellos días? “Yo estaba en una banda llamada Les Flames!, los cuales tuvieron el privilegio de abrir para The Black Helicopters en algunas ocasiones. Era una divertida banda de punk rock. Cuando se desintegró el grupo, sus miembros acabaron en diferentes bandas de Leeds. Katie estaba todavía estudiando hasta que llegó el verano del pasado año. Poder hacer giras por todo el mundo es algo con lo que he estado soñando toda mi vida”. No hace mucho otra banda de Leeds (Kaiser Chiefs), sin nada que ver con ¡Forward Russia! volvió a poner la ciudad en el mapa. Pero no han sido casos aislados, la ciudad ha servido de cuna de unos cuantos grupos con la oscuridad como denominador común (Hood, The Wedding Present, Gang Of Four o The Sisters of Mercy). Todas, aunque de formas distintas, hacían y hacen música con un punto lúgubre ¿Tiene su música algo que ver con todo esto? “No estoy muy seguro. Yo creo que hay un punto de vista intelectualoide en todas esas bandas que comentas, y que tiene que ver con que Leeds cuenta con una universidad importante. Pero ninguno de nosotros ha estudiado en la facultad por eso creo que eso no va con nosotros. Además, aunque Leeds esté creciendo, sigue siendo una ciudad pequeña comparada con otras de nuestro país. Por eso es difícil hacer comparaciones aquí como podrías hacerlas en Manchester o Londres”. Ya que estamos con la escena de Leeds, no estaría de más saber a qué nuevas bandas deberíamos seguirles la pista.“Es increíble lo que está pasando allí ahora. Hay una serie de bandas que ya llevan un tiempo en activo, pero que están despuntando con sus últimos lanzamientos, como Duels, iLIKETRAINS o This Et Al. Si te refieres a grupos nuevos, te citaría a Ghostfleet o Sky Larkin”.