“Mi identidad puede resultar extraña donde vivo ahora, pero también algo atractivo”
Entrevistas / Spirit Disco

“Mi identidad puede resultar extraña donde vivo ahora, pero también algo atractivo”

Amaia Santana — 01-09-2021
Fotógrafo — Jonathan Rodrigo Ehovu

Pocas cosas pueden alejar a Wekaforé Jibril, alma mater del trío Egosex y de su proyecto en solitario Spirit Disco, con el cual ha alumbrado el álbum “Lo que toca” (Voodoo Music, 21), de su camino. Afincado en Barcelona, charlamos con él al respecto del disco y sobre su colaboración con el actor y director Paco León.

Con una magnética tragaperras en la portada, el título de “Lo que toca” alude al azar… y a la frase que más ha escuchado durante la pandemia. “Toda la gente con la que hablaba decía lo mismo: ‘Es lo que toca’. 2020 fue exactamente así”. Es lo que toca, decían. Resignarse y conformarse. Y encerrarse, claro. “Me parece una frase muy conformista, como que es algo que tienes que aceptar y ya está. Pero “lo que toca” también puede significar “lo que viene después”, o lo que vas a hacer ahora. Quería hablar en un idioma común, porque la filosofía de Egosex nos lleva a hacer canciones más abstractas. En Spirit Disco juego mucho con analogías, me expreso en un idioma de la calle. Quería conectar a ese nivel”, explica.

Weka ha aprovechado muy bien este duro periodo de reflexión, y prueba de ello es este nuevo disco, en el que tiende puentes entre música electrónica, pop, urban, grime, afrobeat y todas las referencias que esculpen el carisma de este polifacético artista, natural de Nigeria y asentado desde hace más de cuatro años en Barcelona. En el camino, ha vivido en Dubai, Ghana y Bilbao. Así, en Spirit Disco aúna todas sus influencias –que son muchas–, y le aporta letras en español de a pie de calle. “Nunca he escuchado grime en español, o afrobeat en una simplicidad feliz… En este disco he intentado buscar un puente entre todas las partes de mi realidad, de mi identidad. Ahora pueden bailar, you know?”, aclara cómplice, al otro lado de la videollamada. La “base filosófica o rollo”, dice, proviene de sus amigos. “Mi identidad puede resultar extraña donde vivo ahora, pero también puede ser algo atractivo y un motivo de orgullo. En ese sentido, estar rodeado de amigos en circunstancias similares, son de fuera como yo, o nacidos aquí pero con familia de fuera, o al revés…, me ha ayudado también. Me han enseñado mucho”.

“Mi identidad puede resultar extraña donde vivo ahora, pero también puede ser algo atractivo y un motivo de orgullo”

Inquieto e imparable, confiesa que hasta el parón forzoso de la pandemia no se detuvo a pensar en el increíble volumen de trabajo que se traía entre manos. Además de sus proyectos musicales, dirige el sello independiente Voodoo Music y desarrolla una exitosa línea de moda y complementos. Asimismo, pronto le veremos en la gran pantalla de la mano de Paco León, entre los protagonistas de su libre adaptación del musical “El maravilloso Mago de Oz”. “Conozco a Paco (León) desde Egosex; él ya seguía al grupo. Al principio sólo iba a crear música para la película, pero luego Paco me fue descubriendo la magia y la locura de su idea y quise probar. Siempre me han interesado la danza, el teatro y el cine, así que su proyecto me pareció una oportunidad perfecta para lanzarme”.

A través de su nuevo trabajo “Lo que toca”, Spirit Disco invita a bailar y a no conformarse, lo cual resume en cierto modo la filosofía del Voodoo Club, otro de sus múltiples proyectos. Voodoo Club nació con vocación de ‘fiesta filantrópica’. Todo surgió una buena/mala noche en la que a Weka y a su colega les denegaron la entrada en un local de Barcelona. “Tenemos que montar nuestra propia fiesta”, se motivó. Así comenzó a recabar DJ’s y adeptos a esta fiesta que tiene lugar en la sala Upload de la Ciudad Condal. Su espíritu trasciende lo festivo, y busca “crear comunidad”, así como oportunidades de carrera y trabajo. La fiesta, pese a la situación actual con la pandemia, quiere seguir adelante, y lo hará.

En cuanto a los directos, Weka avanza que habrá “sorpresas” en la puesta en escena de “Lo que toca”. “Quiero presentar este disco en un formato íntimo, acústico”, comenta. Durante 2020, tocó en varias ocasiones en su vertiente Egosex, no así con Spirit Disco, pese a que el vídeo de su single “Negro con estilo”, junto a Jimmy Bones, se hizo viral durante la pandemia. Pero Egosex es otro rollo. De hecho, él lo define como “trance jungle blues” –en un intento, quizá, de crear expectación y ahorrarnos etiquetas encaje-de-bolillos a los plumillas–. “Se trata de un estilo de música que puede ponerte en trance, con sus ritmos africanos, pero con la melancolía del blues a la vez. La mayoría de mis melodías vienen del blues, tienen ese toque de tristeza, pero cuando le añades un objetivo espiritual, cierta energía… entonces se transforma en Trance Jungle Blues”, desvela entre risas.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.