“La música es Dios”
Entrevistas / Santoral

“La música es Dios”

Sergio Falces — hace 2 semanas
Fotógrafo — Jal Lux

Alberto Solobera, con guitarra y voces, y Elvira L. Vallés, desde la voz, formaron Santoral en 2018. Mismo año en el que fueron finalistas del Ambar Z Music y en el que vio la luz su disco debut: ‘Ahora te llamas Garbo’. Este verano publicábamos una noticia sobre el avance de la segunda referencia. El 8 de noviembre presentan en El Ciclón de Zaragoza ‘Pecado Sin Espinas’, su primer largo. Puedes escucharlo entre estos mismos párrafos.

– Parece ser que está yendo todo milagrosamente rápido.
Puede sonar extraño, pero los plazos han sido nuestro mayor empuje (risas). Llevábamos tiempo hablando de lo que haríamos en un proyecto juntos, de la filosofía, del estilo, de las sensaciones que queríamos transmitir. Teníamos algunas cosas grabadas, pero nada cerrado. Entonces Ygram nos propusieron telonearles. Con algo menos de dos semanas cerramos 15 minutos de un sonido completamente nuevo para nosotros, plagado de ‘ruidicos’ y con bases. Después grabamos uno de los temas y lo presentamos al Ambar Z Music ¡¡Y nos seleccionan!! ¡¡No nos lo podíamos creer!! (risas). Qué maravilla. Trabajamos intensamente para preparar ese bolo de 35 minutos y de nuevo compusimos a contra reloj. Nos lanzábamos a un mundo desconocido, prescindiendo de la banda tradicional a la que los dos estamos acostumbrados y todo era una aventura. La semifinal fue uno de los bolos más emocionantes de nuestra vida. Para los dos. Es recordarlo y vuelven los nervios. Qué buenos recuerdos.

“Somos dos, no queremos enmascararlo”

-Habéis ido anticipando el larga duración vía redes. Hasta cuatro singles ¿Ha resultado ser un buen medidor?
Estamos muy contentos, sobre todo porque gente a la que admiramos, y en la que confiamos, nos ha devuelto buenas opiniones. Todavía nos encontramos en un círculo muy pequeñito, queremos empezar a movernos, porque la gente necesita verte tocar. Cuando publicamos ‘Loco Medieval’ y acompañamos el single con un vídeo en directo, vimos que la respuesta se multiplicaba, porque la gente podía empatizar con lo que hacíamos y con quiénes éramos. Hemos estado centrados en encontrar el sonido al disco en estudio y hemos salido poco a tocar. Y lo que decimos, la gente necesita verte, no solo oírte. Hay tantas cosas, tanta música disponible, que abrirte hueco en los intereses de una persona desconocida requiere de una buena llamada de atención. No basta con publicar un single.

-En ‘Pecado Sin Espinas’ nos encontramos dream pop, psicodelia, melodías bonitas, tanto de voz como de guitarras, muy bien envueltas en electrónica. Pero todo muy minimalista ¿El principio del menos es más?
Más que un principio, es una realidad (risas). Somos dos, no queremos enmascararlo, y respondemos al reto de ser un dúo. Aunque no siempre es fácil, intentamos que lo principal sean las guitarras, las voces y los teclados/sintes interpretados por nosotros. Las bases nos acompañan, pero tratamos de contenernos a la hora de añadir y añadir capas. Al final, si no, terminas tocando con una orquesta sinfónica detrás. Es muy tentador.

-La grabación, con Jon Aguirrezabalaga en El Tigre Sound Recording Studios.
Llegamos hasta él gracias a la recomendación de nuestro buen amigo Copiloto. Como el mundo de las bases y los sintes se nos queda grande, nos dejamos aconsejar. Y acertamos de lleno. Jon es muy fino produciendo y nos pilló rápido lo que buscábamos. Igual se nos hizo algo breve, pero es lo que tiene irse a grabar a otra ciudad, que tratar de optimizar el tiempo al máximo.

-Santoral se estrenaron en el Ambar Z Music llegando a tocar en la final en todo un escenario grande. No es mal comienzo ¿O sí?
Pues acojonados y agradecidos. Trabajamos muchísimo preparando todos los aspectos del bolo. Los nervios, yo creo que al ser sólo dos se multiplican por mil; y si a eso le sumas la cantidad de ‘cacharricos’ que tocamos en escena como primerizos… Imagínate la mezcla de emoción y susto (risas). Estábamos convencidos de que íbamos a ganar. Pero la verdad es que ahora nos damos cuenta de que estábamos muy verdes aún, y lo estamos. Las propuestas, tanto de Lux Naturans, como de De La Cueva, son buenísimas. Desde aquí un saludico a ambos y toda nuestra admiración.

-¿Cómo se plantea un grupo de solo dos personas los ensayos para un concierto o la grabación de un disco?
Ensayamos casi más que hablamos (risas). Es una exageración, por supuesto, pero es cierto que buscamos cualquier hueco para darle una vuelta al repertorio. Siempre estamos añadiendo algo nuevo, un ‘sonidico’ por allí, un sinte por allá… Parece que los temas no se quieren estar quietos. Pero el planteamiento para el bolo o la grabación es igual: ensayar, ensayar y ensayar.

“Nos lanzábamos a un mundo desconocido, prescindiendo de la banda tradicional a la que los dos estamos acostumbrados y todo era una aventura”

-Sitio poco habitual, El Ciclón de Zaragoza, para presentar un disco. Será el 8 de noviembre.
Nos apetecía generar un ambiente íntimo, algo distinto. Poder estar con la gente tomando algo antes del bolo, enseñar el disco. Podemos adelantar que el formato físico del disco, junto con todo el diseño, ha sido una de las grandes sorpresas. No podía ser de otra manera al contar con Lorena Cosba y Luis López en ello. Ha sido una gozada trabajar con ellos, y el resultado no nos puede emocionar más.

-¿Algo a añadir?
Que la música es Dios.

-Amén

Más: Santoral

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies