"La música disco ha llegado tarde a Belle and Sebastian"
Entrevistas / Belle And Sebastian

"La música disco ha llegado tarde a Belle and Sebastian"

J. Batahola — 19-01-2015
Fotógrafo — Archivo

La producción de Ben Allen (Animal Collective) ha dado un brillo especial a ‘Girls in Peacetime Want to Dance’, un álbum en el que Belle and Sebastian han aprendido a aceptar sus errores y se han atrevido a dar un giro estilístico que, si bien no es radical, si tiene su importancia después de una carrera de cerca de veinte años. Hablamos con Chris Geddes , teclista de la banda, sobre la edición de su nuevo álbum.

¿Estas canciones pueden ser más oscuras o que la política tenga más presencia que en discos anteriores?

Supongo que hemos hecho canciones de amor más normales en el pasado, pero es posible que Stuart haya escrito canciones más trágicas de lo que suele hacer. Él es una persona muy positiva, aunque sigue peleándose con los mismos demonios, y trata de poner algo luminoso incluso en las canciones más oscuras. No creo que haya canciones políticas. Escribir sobre ese tema es aburrido. Como dice Start, ahora somos más conscientes de lo que pasa en el exterior.

Últimamente habéis estado pinchando muy a menudo. ¿Ha influido vuestra faceta como Dj's en las canciones de este disco?

Nos gusta mucho hacer Dj Sets, y es un tipo de sonido con el que disfrutamos. Diría que hay muchas similitudes entre nuestras sesiones y las nuevas canciones y nos han ayudado a la hora de enfocar cómo queríamos que fuera el nuevo trabajo. En el álbum anterior intentamos hacer temas que la gente pudiera bailar, pero tal vez no supimos hacerlo. La música disco ha llegado tarde a Belle and Sebastian, pero puede que si dentro de 20 años seguimos haciendo música, descubramos el dubstep (risas).

¿De qué tratan las letras de este álbum?

Del amor y la muerte (risas). Tal vez hay una perspectiva diferente en este álbum porque ha habido diferentes personas escribiendo las canciones. Hay dos temas que no son de Stuart (Murdoch). Uno es de Sarah (Martin) y el otro de Stevie (Jackson), y le dan al disco una perspectiva diferente. En los temas de Sarah, por ejemplo, ella trata de escribir canciones más autobiográficas y Stuart ha escrito mucho sobre su enfermedad (síndrome de fatiga crónica) y cómo se siente al respecto ahora.

¿Cómo ha influído la salida de Mick Cooke del grupo?

La trompeta de Mick era una nota característica en los discos anteriores y estamos muy orgullosos de que haya sido una gran influencia en otros grupos indies, así que claro que se notado que dejara el grupo. Alrededor de ella giraban los arreglos de orquesta, e incluso Mick hacía parte de estos arreglos. Por esta razón en este disco hay menos orquesta.

¿Adaptaréis el setlist en la gira de este disco?

Ni siquiera Stuart hace un setlist cada noche, y muy pocas veces hemos completado un tour en el que haya hecho una lista para toda la gira. Tratamos de tener preparadas el mayor número de canciones y según la reacción del público, tocamos unas u otras, así que nuestros directos son bastante diferentes cada noche. Le damos bastante espacio a la improvisación.

¿Quiénes sois en este momento Belle and Sebastian en directo?

Además de los miembros del grupo, contamos con Dave McGowan de Teenage Fanclub (también trabajo con Isobel Campbell en su primer disco en solitario) echándonos una mano con el bajo y contratamos a un trometista y a un cuarteto de cuerda en cada ciudad en la que tocamos. Sarah Wilson toca el cello y hay otra persona en los teclados.

¿Ha sido un proceso fácil la grabación del disco?

Grabarlo en sí fue fácil. El productor que hemos elegido esta vez ha sido de gran ayuda, pero el problema fue terminarlo. Pensamos que teníamos más tiempo porque volvimos de Atlanta con dieciséis canciones y queríamos hacer arreglos y estábamos de gira a la vez. El diseño del disco también se estaba retrasando y al final se nos complicaron las cosas bastante. Afortunadamente todo ha salido bien.

¿Cómo ha sido trabajar con Ben Allen, de Animal Collective, y qué ha aportado al disco?

Ben no graba haciendo un montón de tomas en busca de la perfección, como soliámos hacer nosotros, sino que hace pocas y después trabaja los overdubbings y hace cosas realmente increíbles con las mezclas. Algo que hemos notado muy positivamente es que cuando llegábamos al estudio estaba todo preparado y sólo teníamos que coger los instrumentos y grabar. Algunas partes del disco tienen errores, y estoy bastante seguro de que sólo os percibimos nosotros, pero ahí están. Sólo aceptar esto ya ha sido un gran paso para nosotros, porque solíamos llegar al estudio con las ideas muy claras y obsesionarnos con lo que teníamos en la cabeza. Esta vez hemos dejado espacio al productor para que aportara todo lo que fuera necesario.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.