Emociones en tránsito
Entrevistas / Depedro

Emociones en tránsito

Cristina V. Miranda — 10-10-2010
Fotógrafo — Archivo

Durante los dos últimos años, Jairo Zavala no ha parado: de Nueva Zelanda a Israel, de Luxemburgo a Canadá, y mucho Estados Unidos. Por su cuenta o acompañando a Calexico en sus directos. Una vorágine que, paradójicamente, le ha llevado a parir “Nubes de papel”; su segundo trabajo en solitario como Depedro y un disco más reflexivo e intimista.

“Todo el segundo disco ha sido grabado durante estos dos años que se me han pasado como cinco minutos, por lo que el proceso de creación respecto al primero ha sido totalmente diferente. Esta vez no he esperado a tener dos meses libres, a centrarme en hacer la pre-producción y a tener un estudio y grabarlo sino que ¿me pillaba cerca de Arizona? Pues grabábamos allí dos o tres temas. ¿Qué volvía a Madrid? Pues me juntaba con los chicos de Vetusta (Morla) y hacíamos otros tantos, y así hasta que todas las piezas del puzle fueron encajaron, formando una imagen única”. Lo curioso es que toda esa locura en la que se ha visto inmerso durante este tiempo de creación le ha llevado a encontrar una nueva voz como Depedro, más reflexivo aunque no menos vivo y dinámico. Zavala mira hacia dentro sin abandonar el ritmo y la riqueza de matices que ya le caracterizaron en su debut. “El disco ha salido así porque entre tanto movimiento también ha habido muchas horas muertas en los aeropuertos, muchos momentos de calma en los que no puedes hacer nada salvo viajar y tienes que aprender a tener paciencia. Cuando te tiras treinta y cinco horas para ir de un sitio a otro, te da tiempo a pensar en muchas cosas y todo eso ha inspirado el contenido. He tenido mucho tiempo para escribir las letras y decidir cómo enlazar unas canciones con otras”. Lo cierto es que las canciones de Depedro no hablan de grandes temas o problemas universales, la inspiración la encuentra, y casi a partes iguales, entre el mundo de los sueños y el cotidiano, entrelazando temas que tratan de como una misma situación puede llegar a afectar de forma muy diferente a dos personas, con otros que simplemente hablan del mar o la brisa desde un punto de vista onírico. “También el cine es una inspiración, Eternamente, por ejemplo, la escribí inmediatamente después de ver ‘El secreto de sus ojos’”. Pero si hay algo que verdaderamente ejerza una influencia en “Nubes de papel” y lo distancie de su primer disco, aportándole un aire más folk, es el peso de la tradición americana, de la que Jairo se ha empapado de manera privilegiada gracias a sus amigos de Calexico, entre otros. “Durante todo el proceso de creación del disco he escuchado mucho a cantautores americanos, ¡pero es que he estado tocando con ellos! Y me ha influido mucho esa manera de emocionar que tiene gente como Bon Iver o Andrew Bird. También he tenido oportunidad de escuchar mucho country, por ejemplo, cuando estuve tocando en un festival en Nashville me quedé en casa de Paul (Niehaus) y me llevó a todos los bares en los que solían actuar Johnny Cash, Hank Williams, etcétera. Cuando entras de verdad en aquello es inevitable que acabe influyendo en tu música”. Los puntos de conexión con su primer trabajo, que al mismo tiempo constituyen uno de los pilares de la música de Depedro, los encontramos, sin embargo, yéndonos al otro extremo. “La influencia de la música africana también está muy presente porque creo que es la raíz de todo y por eso siempre intento incorporar esos elementos, esos colores”. Jairo se ha lanzado al mundo pero sin olvidarse nunca de volver a España, por su familia, suponemos que lo primero, pero también para grabar siempre que puede y para poder contar con la participación de los chicos de Vetusta Morla, a los que reconoce que invitó a una solomillada para acabar de convencerles. Una colaboración que él pone al nivel de la de John Covertino o Joey Burns, de Calexico, demostrando hasta qué punto se siente cómodo moviéndose entre ambos mundos, a pesar de las diferencias. “En España tenemos más capacidad de improvisar, intuición y talento, no nos cuesta nada hacer bailar una canción o encontrar el ritmo, pero allí tienen mucho más desarrollado el concepto. Por ejemplo, una banda de chavales cuando empieza ya sabe qué voz tiene que tener su grupo y aquí estamos más perdidos en eso”. Quizás otros, pero él, con su segundo disco ya editado, parece tenerlo bastante claro: el mundo es muy grande y es el momento de volver a recorrerlo, esta vez, con su propia banda. “Para mi suerte, o para desgracia de mi familia, hay demanda de Depedro fuera. El niño tiene empezar a caminar solo ya”.

Un comentario
  1. Yo he sido tuitera ofciail de #Laradioencendida en la edici n 2012 y fue una de las mejores experiencias vividas en La Casa, pude disfrutar de todos los conciertos con gente estupenda (otros tuiteros, el personal de LCE y de Radio3), pasearme por LCE como por mi casa, comer un rico men en la cafeter a y un largo etc tera que me guardo para m Un apunte para la gente que opine como Ana Ramos: no se trata de “trabajar” ni “dinamizar” la nica obligaci n que tiene un tuitero ofciail es la de disfrutar! As que menos acritud y m s dar las gracias por estas iniciativas! Un abrazo a todos los compa eros de La Casa y tuiteros, este a o nos vemos de nuevo!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.