Alejandro Meléndez Campos alias El Zurdo, un artista multidisplinar, que después de hacer de todo (teatro, poesía, cine, televisión y por supuesto guitarrista y compositor) y con todos (Miguel Ríos, Jaime Urrutia, Ariel Rot, Pereza, Raimundo Amador, Rosendo…) decide cerrar el círculo y hacer un Acto de Fe, su primer trabajo como El Zurdo.

A principios de los noventa, calle La Unión era uno de los núcleos comerciales con mayor densidad de Europa. El barrio mutó en un amasijo de tiendas donde gentes de todos los puntos de Málaga llegaban a comprar lo imaginable e inimaginable. Ahora, finiquitando otra década del siglo XXI, los vecinos mayores conviven junto a una población inmigrante aceptada pero no integrada y, a medio camino entre ambos, una generación de treintañeros largos que presumen de haberse criado en un entorno con solera. Allí nacimos El Zurdo y el firmante, teniendo que pasar casi más de media vida para sentarnos a hablar de su música en uno de esos bares donde todavía no ha llegado la temida modernidad.

Zurdo ¿dando los últimos coletazos con ‘Acto de fe’?

Pues sí. Cerrando gira en casa rodeado de amigos y colaboraciones especiales. De hecho ese mismo día pienso presentar cinco temas del nuevo disco.

¿Ya lo tiene en la cabeza?

Ya están todas las canciones compuestas y ya estoy pensando en cuando empezar a grabarlo en Madrid.

¿Se pondrá nuevamente a las órdenes de Candy Caramelo?

¡Hombre! Con él he hecho un doctorado musical con mi debut. He aprendido a grabar como y donde lo hacen ídolos míos del nivel de Ariel Rot o Jaime Urrutia hasta a tratar con gente de multinacionales. Aunque, si me tengo que quedar con algo, es con el hermanamiento con Candy.

¿Cómo se conocieron?

Fue en la gira que compartieron Loquillo, Ariel y Leyva en una noche muy larga en Murcia. Me invitó a su casa a Madrid y allí me planté con una carpeta y un pendrive. Escuchamos toda mi maqueta en silencio, yo estaba totalmente asustado. Entonces Candy me dijo: Sube por dos cervezas y vamos a grabar un disco

La suya es una historia de esfuerzo

No me da vergüenza decir que tuve que vender guitarras e incluso dormir en estaciones para poder estar en Madrid durante la grabación del disco. Cuando Candy se enteró, me abrió las puertas de su casa. Me dijo que la grabación de un disco era un proceso para disfrutarlo no para sufrirlo.

Nos habla de gente clave en la historia del rock español con una familiaridad pasmosa

Quizás sea porque me he acercado a ellos sin pretender nada, de frente. Candy ha sembrado entre esa gente aunque nunca me lo haya dicho. A Ariel Rot lo tengo en el disco ya que un día se presentó en el estudio y me dijo que si necesitaba algo ¡Casi me da vergüenza pedírselo! Con Jaime Urrutia ha habido muy buena conexión, incluso hemos tocado juntos en diversas ocasiones. Que gente de ese nivel te de una palmada en la espalda y te diga que lo estás haciendo bien es una fuerza importante.

Su disco, musicalmente, es un reflejo de ellos. ¿No cree que eso no está de moda?

Bueno, mi música es como los zapatos castellanos, puede que no te gusten pero siempre están en todos los escaparates. En este disco, musicalmente, he tenido que comprimir muchas cosas pero ya por ahí aparece un bolero o una canción oscura como ‘Lunes de ceniza’. Digamos que en ‘Acto de fe’ se ha visto al ‘”protozurdo”

Literariamente asombran la madurez y las referencias al lado salvaje de sus letras ¿Es todo real?

(Risas) Lo que no hay en el disco es lo que no se cuenta. El día que no tenga a mis padres, que espero que sea dentro de mucho, a lo mejor me explayo. Respondiendo a tu pregunta creo que la madurez se debe a que pienso y piensan que soy un niño viejo. Siempre he tocado con gente mayor, mis amigos han sido mayores que yo y he llevado la curiosidad por bandera. Por otro lado, hasta encontrar a mi pareja he tendido a enamorarme de una escoba y eso también está muy presente en el disco. La búsqueda del cariño de una pareja.

No lo veo como el típico “canalla” madrileño

¡Por qué somos de calle La Unión y no de Malasaña! Ya en serio, yo lo que soy es curioso y noctámbulo. Me gusta saber hasta donde llegan las cosas y me da igual si estoy entre la alta sociedad que en la calle tomando cervezas. Soy un músico al que le gustan los bares pero lo que me gusta es ganarme la vida tocando con mi proyecto o con los que comparto con otros músicos.

Tirando de barrio,¿cómo empezó a tocar en él?

Pues cantando sevillanas en la peña San Vicente muy pequeñito y luchando para que alguien me diese clases de guitarra. Nadie quería porque era zurdo y todos se empeñaban en que aprendiese a tocar de la forma habitual. Así que me hice autodidacta, enganchándome al blues y a Hendrix. Mi primera banda fue de grunge pero lo dejé porque me daba cosa quitarle la rebeca a mi abuela para salir a tocar. De ahí hasta El Zurdo, han pasado muchas bandas, proyectos, amigos, desengaños… Resumiendo, muchas vivencias que me llevan a ser el que soy.

*El Zurdo finiquita la gira de presentación de Acto de Fe el próximo 1 de Julio en la sala La Cochera Cabaret de Málaga.