“No somos chavales malos, somos de puta madre”
Entrevistas / Easy-S

“No somos chavales malos, somos de puta madre”

Daniel S Botello Cohen — 19-11-2020
Fotógrafo — Archivo

Easy-S y los suyos no tienen prisa. Prefieren ser fieles a su sonido y a cuidarse mutuamente. Tienen la visión de la gente de un barrio con vistas al mar y mirada periférica. Así, con respecto, vacile y entrenamiento, han ido subiendo escalones hasta convertirse en nombres indispensables de la escena.

Hoy, Easy-S camina seguro pero suelto y ha construido su propia pasarela, esta te lleva hasta “Countach’ 93” (Space Hammurabi, 20), uno de los discos de rap más esperados de este 2020 en el que precisamente contacto es de lo que adolecemos.

Hace una década sobre el escenario Delaossa y tú pisasteis con fuerza e integridad. Las botas sintieron como la lona apretaba la suela. Algo así como esos guantes que nos cuentas en “What Comes Around” que hay que apretarse bien para que las muñecas aguanten y no se doblen.
Claro. Un buen punto de partida para empezar a levantar tabiques son los cimientos. Pues aquí igual. Del mismo modo que hay presionar las muñecas con vendas antes de boxear, hay que entrenar la seguridad en uno mismo antes de competir. Así es al menos como lo veo yo.

Volviendo al tema de apertura del disco, es una invitación al resto de jugadores para que den lo mejor de sí. ¿Es importante que el público y el resto de los participantes del juego entiendan que, en estos tiempos de video singles, sacar un álbum es algo complejo con mucho más compromiso?
Sí. Yo he querido subir mi nivel. Al subir el mío, entiendo que el general sube un par de décimas. Pero siendo honesto, no lo he hecho por eso, sino que lo he hecho por exigirme más a mí mismo. Un LP es exactamente eso, más una carrera de fondo que unos cien metros lisos.

Para coronar y construir torres sobre un descampado como cuentas en “Coronamos” hace falta un buen equipo con talento ¿Quién es toda esa gente anónima que apostó por vuestra música desde el minuto uno?
Pues compadre, yo elijo muy bien a la gente que me rodea. Gente que sin trabajar en mi proyecto me aporta cosas sólo por tener una charla con ellos. La gente pública ya la conoce todo el mundo, la anónima son la gente con la que convivo todos los días y que me acompaña en este camino tan lleno de trampas.

“Lo importante es la salud de los míos y que nos tengamos los unos a los otros. Ahí el COVID tampoco ha afectado y eso sí que lo agradezco”.

La colaboración de C. Terrible a ritmo G-Funk en “Costa del Sol” es la banda sonora perfecta para ir por la costa del ladrillazo Marbellí. ¿Hay alguna historia que se pueda contar sin dejar heridos?
No hay nada que te pueda contar sin dejar heridos (risas). No ya en serio, nosotros no somos chavales malos, somos de puta madre. Algunas cosas hemos hecho pero son pocas y hechas con muchas luces. Jamás las contaré en canciones ni cosas así, no voy de ese palo.

La onírica producción de “Chocolate Rain” te hace flotar, pero evidentemente eres un creador con disciplina en tu escritura. ¿Cuál es la rutina en la que Isidro se transforma en Easy-S para agotarle la tinta al boli?
Pues soy bastante estable emocionalmente, por lo tanto mi rutina de escritura no necesita de ningún marrón o celebración para dar la talla. Lo que necesito es justo lo contrario que los artistas normalmente: Estabilidad. Comer medio bien, descasar, fiesta sólo cuando toca… Esas cosas.

Con Tote King sois un combo ganador, y “Otra vez” lo subraya. Y ahí está la crítica al opresor y a la tiranía. ¿Es importante, sobre todo pensando en el público mas joven, el que aun haya raperos que se mojen y hablen sin tapujos?
Hombre lo más importante es que haya una educación de calidad en las casas y en los colegios. Después de eso ya, si el mensaje de un rapero a parte tener canalleo y frescura tiene valores, pues claro que suma. Para mí suma unos cuantos puntos.

Estos siete meses han hecho cambiar el mundo y también han mostrado lo mal cosido que está el sistema ¿Como músico y empresario de que manera te ha afectado la crisis sanitaria?
Pues la verdad que me ha afectado poco. Quartier (la tienda de tatuajes) cerró durante el confinamiento y dejamos de generar pasta durante casi dos meses, pero gracias a los streaming y a los ahorrillos se notó poco. Además que yo me rallo lo justo con los reveses económicos hermano, lo importante es la salud de los míos y que nos tengamos los unos a los otros. Ahí el COVID tampoco ha afectado y eso sí que lo agradezco.

Hablando de tu faceta como tatuador ¿Cómo empezaste en ello y que opinas de su popularización masiva?
Empecé, porque yo he dibujado de toda la vida y quise aprovechar todo ese tiempo que había invertido de más joven pintando en clases o en la calle para no tirarlo a la basura. Además no tenía pasta pa ná y ahí encontré una vía para conseguirla sin tener ningún jefe. La popularización del tatuaje está bien. Que haya más comida para mis chicos no me puede parecer mal en ningún caso. Entiendo que habrá tatuadores/tatuados snobs que quieren ser especiales y los únicos que entiendan la cultura, pero eso es egoísta y conservador. Si escuchas mis canciones verás que yo conservador… Poco.

“Yo creo que la comercialización de las cosas es lo que hace que las cosas crezcan. Antes de que me llames capitalista o algo así te pongo un ejemplo”…

“Perfume”, junto a Raggio, es una de esas canciones elegantes y románticas herederas del mejor R&B. ¿No tienes la sensación de que en la música de radiofórmula hace mucho que se mató ese fuego de tanto usarlo dando como resultado canciones vacías?
Yo creo que la comercialización de las cosas es lo que hace que las cosas crezcan. Antes de que me llames capitalista o algo así te pongo un ejemplo: Si no hubiera incentivo económico en crear una APP, ¿crees que hoy disfrutaríamos de Uber, Netflix o Airbnb…? Todo eso no existiría. Entonces que la música haga el dinero correr me parece bien. Donde yo veo el fallo es en el estilo, que para mí importa que te cagas. Por ejemplo. El cine es una industria gigante que genera billones de euros, pero la manera de generarlo que tiene “Pulp Fiction” jamás va a ser la misma que la de “Fast And Furious”. ¿Es “Pulp Fiction” una película underground o de serie B? Ni de coña, es primera división. Entonces en la primera división musical también podemos separar así tío. Anderson.Paak y Cardi B están en ese primer peldaño pero la diferencia del producto que hace caja es ABISMAL.Entonces, no estoy en contra de lo comercial. Estoy en contra de lo comercial sumado al mal gusto con mensajes tóxicos y analfabetismo.

“House Party” es una de esas historias divertidas y acorde a estos tiempos, pero a la vez tiene un poso agridulce ya que los conciertos y la fiesta no serán la misma hasta que todo se reorganice. ¿Esperareis a que pase todo esto para presentar “Countach 93” como es debido o haréis algún evento de presentación aunque sea para unos pocos?
No se hará un concierto de “Countach 93” hasta que la normativa no nos deje hacer un show como dios manda. Lo que sí te digo es que voy a seguir sacando cosas y cuando podamos dar un directo, liarla por todo lo alto.

“Comando” junto a Tepa es una de las piezas más interesantes del disco. ¿Quién es este Mc?
Es una de mis referencias de mi infancia. Cuando yo tenía catorce años o así iba al centro a rapear en la Plaza de la Marina como muchos otros raperos de mi ciudad. La primera vez que escuché a Tepa flipé. Es bueno en el estudio, pero en directo es bestial, además es super espontáneo y tiene caídas bestiales simplemente hablando. Merece la pena conocerlo y pasar tiempo con él.

Las producciones de Countach 93 son tan variadas como brillantes. Están ahí Stash House, Dshuffle, Queensbeats, Marshak, Sweet Home, Gese Da O, Lucid Eyes, A-491, el mencionado Tepa que también produce su beat junto a Koar, también un clásico de la casa Hammurabi como J-Moods y un nombre que nunca habíamos oído, Bigla.
Las producciones tienen un poquito de todo. Cada productor aporta su grano de arena. Y el que más aporta es Bigla que tiene un sonido muy marcado y con el hago cuatro de los dieciséis temas del disco. Es el productor que más veces aparece en “Countach 93”.

“Voy a mi bola y paso un poco de las industrias, nosotros tenemos la nuestra propia”.

OG Gara en “Fuck That” es otra de esas colaboraciones notables de “Countach 93”. La letra nos acerca a la realidad de los trabajos precarios y de perder la ilusión para seguir desarrollando un arte ¿Es precario el modelo de la industria cultural en España?
España son precarios. La industria musical no lo es, aunque hay que sudar mucho para llegar a comer de ella. Yo voy a mi bola y paso un poco de las industrias, nosotros tenemos la nuestra propia y mantenemos nuestra música nutriéndonos de gente parecida.

Otra de tus grandes pasiones es el cine y sin duda “Mi visión” es cine divertido y macarra. Si pudieras hacer una película con un cheque en blanco ¿Quién la dirigiría, quien la protagonizaría y de que iría?
La haría Guy Ritchie, la protagonizarían Joaquin Phoenix y Helena Bonham Carter y la trama podría ser… La prostitución en los barrios feos del Reino Unido por ejemplo. Me centraría a tope en las mujeres espabiladas de esas profesiones tan duras. Dan para mucho guion.

“Clean” es vacile pero incluye un inciso para recordar al que anda sin respeto que la calle tiene unos códigos y es allí donde pones la mirada en aquellos inmigrantes que bajan de un bote entre frío, hambre y miedo ¿Pierden muchos artistas, cuando llega la fama la noción de la realidad y se olvidan del trabajo duro, la familia y los principios?
Sí. Pero no cuando llega la fama. Cuando llega el dinero.

“No” te deja helado, es un retrato serio y certero sobre la violencia de género. ¿Como de lejos estamos en aplacar esto en un mundo cada vez más maquillado y que a veces parece solo querer rascar votos?
Yo creo que vamos lento, pero vamos. Los jóvenes tienen cada vez más claro que la igualdad entre géneros es lo normal y hay que seguir por ahí y no relajarse. La ultraderecha está al acecho con ideas vaticanas, así que cuidado.

“Miedo” habla de temores del presente pero con visión hacia el futuro y el sampler de la canción nos lleva directamente a Latinoamérica. Allí, como bien sabéis, la devoción hacia el rap hecho en España es gigante. ¿No tienes miedo de volver con este disco y poner boca abajo La Bombonera cuando esto pase?
¡Es de las cosas que más ganas tengo, carajo! Volver a Argentina y soltar “Costa del Sol” o “30 Days”. Puede hacerme llegar al clímax, aunque esta vez me gustaría ir con más tiempo y visitar todas las zonas que no pude cuando fuimos.

“Dime que Sí” con Delaossa ha sido uno de los hits de este verano irreal, con un clip lleno de optimismo y que, de alguna manera, nos ha coloreado la vida. ¿Independientemente de vuestras carreras en solitario, sois un matrimonio para siempre verdad (Dinos que sí)?
Jajaja muy poético el final de la pregunta. Lo de Dela y yo es para siempre, sí. Hemos pasado por muchas cosas, sabes. Ese límite de catastróficas desdichas con otra persona que se convierte en familia lo pasamos hace muchos años y en esas cosas no se puede retroceder. Somos de la misma zona, casi tenemos los mismos amigos, tengo a su padre en el Whatsapp para preguntarle cómo está. ¿No hace falta que te explique mucho más, no? ¡Sí quiero!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.